11 de octubre 2021 | 5:00 am

Ante el reacomodo de la política monetaria en México y el mundo, la Secretaría de Hacienda se está preparando para un incremento del costo financiero de la deuda,  lo cual podría representar una presión más a las finanzas públicas del país. 

La Reserva Federal (Fed) ha mandado señales de que va a empezar a subir su tasa de interés el siguiente año; mientras que el Banco de México (Banxico) ya empezó a hacerlo, lo que representará un aumento en el pago de intereses, comisiones y amortizaciones de la deuda del país. 

 Esto lo que significa es que va a empezar a encarecerse o incrementarse el costo financiero de la deuda, pero ya tratamos de hacer lo más que podemos para refinanciar lo más que podamos y aprovechar este ambiente de tasas bajas

dijo el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio a diputados al comparecer en la Comisión de Hacienda.

A la fecha, Hacienda ha refinanciado alrededor de 10,000 millones de dólares en los mercados internacionales, tratando de colocar la deuda extranjera en los mercados con las tasas más bajas como en Estados Unidos, Europa y Japón, dijo Yorio. 

Puedes leer: ¿Banxico elevará su tasa de referencia en las últimas dos reuniones que quedan del año?

Para el cierre de este año, el costo financiero de la deuda se estima sea de 723,898.5 millones de pesos; mientras que para el 2022, dicho costo aumentará a 791,463.8 millones de pesos, lo que representaría el pago más alto que se haya hecho desde 1990. 

 

Costo financiero representará 3.2% del PIB 

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP) consideró que este aumento en el costo financiero de la deuda representará una presión para las finanzas públicas del país. 

Para 2022, estimamos que el costo financiero de la deuda tranquilamente sea entre 3.1% y 3.2% del PIB y creciendo (…) siendo conservadores, por cada aumento de 25 puntos base de la tasa de referencia, el costo financiero aumenta entre 15,000 y 20,000 millones de pesos

En los Criterios Generales de Política Económica del 2022, Hacienda prevé que el costo financiero de la deuda al cierre del 2021 represente 2.8% del PIB y en 2022 en 2.7% del PIB.

Cuando se realizan tres o cuatro aumentos de las tasas de referencia, “se puede hablar de hasta 80,000 millones de pesos, los cuales son respecto de lo que ya habías presupuestado”, dijo Villarreal. 

A su parecer, la política de refinanciamiento de la deuda que ha hecho la Secretaría de Hacienda ha sido adecuada.“Se venía una normalización de la política monetaria, pero lo que sí, es que no esperábamos una inflación tan ruda”

Costo de deuda de Pemex es la única que crece 

De enero a agosto de este año, el único rubro que aumentó fue el costo financiero de Petróleos Mexicanos (Pemex) con 5.2% anual en términos reales, con lo que se destinaron 111,611.5 millones de pesos. 

Dicha cantidad es el pago más alto que se haya realizado para un periodo similar desde 1990 año hasta donde tiene registro Hacienda. 

En general, Pemex batalla más para refinanciar deuda, cuando le vence el papel, como le ha subido el riesgo, termina consiguiendo refinanciamiento, pero a tasas más altas

expuso el director del CIEP. 

Los últimos datos de Hacienda indican que en el acumulado enero-agosto, el costo financiero de la deuda del sector público fue de 422,430.6 millones de pesos, lo que implicó una reducción de 9.2%, en términos reales y respecto del mismo periodo del 2021.

De este total, el 61% fue para pagar intereses, comisiones y armonizaciones de la deuda interna con un total de 258,915.7 millones de pesos; mientras que el 39% fue para el costo de la deuda externa con un total de 162,514.9 millones de pesos.