Desempleo. Reuters

14 de agosto 2020 | 2:18 pm

Los retiros parciales por desempleo de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) alcanzaron un nuevo máximo en julio, impulsados aún por los altos niveles de desocupación a causa de la pandemia.

En julio, los ahorradores retiraron un total de 1,993 millones de pesos de sus recursos administrados por las Afores. Coppel, XXI Banorte, Citibanamex y Azteca fueron las Administradoras que registraron la mayor salida.

En tanto, en el acumulado de abril a julio, meses en los que los retiros se pueden atribuir a la emergencia sanitaria por el desempleo de marzo a junio, debido al tiempo que toma acceder a los recursos, los retiros parciales por desempleo de las Afores sumaron 6,992 millones de pesos.

Para que un trabajador pueda hacer retiros parciales por desempleo debe esperar 46 días naturales desde que perdió su empleo, no haber hecho un retiro en los cinco años anteriores y además se le restará un número de semanas cotizadas equivalentes al monto del retiro parcial que haya hecho.

Esto quiere decir que los ahorradores que pierdan su empleo también pueden ver afectada su pensión para el retiro en el caso de que no repongan los recursos que retiraron de la Afore.

Entre marzo y julio 1.12 millones de empleo fueron eliminados tan solo en el sector formal, debido al cierre de la actividad económica para reducir el ritmo de contagios del COVID-19.

Los datos del IMSS muestran que las perdidas de empleo se concentran en los trabajadores con menores ingresos, en particular aquellos que ganan entre uno y dos salarios mínimos.

Por lo pronto, se espera que el Ejecutivo presente a inicios de septiembre su propuesta de reforma al sistema de pensiones, que busca reducir el número de semanas de cotización para que la Generación Afore tenga derecho por lo menos a la Pensión Mínima Garantizada, así como un aumento de las aportaciones de los patrones de los trabajadores con salarios mayores a cinco UMAs.