18 de marzo 2022 | 5:20 pm

Advertisement

La aplicación de los estímulos fiscales por parte de la Secretaría de Hacienda para evitar que se dispare el precio de las gasolinas podrían ascender a 351,000 millones de pesos, lo que corresponde al 1.2% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con un análisis de Citi.

Los mensajes de AMLO y funcionarios del gobierno sugieren que esta medida se mantendrá mientras los precios internacionales se mantengan altos, y estimamos que en lo que resta del año el subsidio promediará 1.1 pesos por litro

precisó la institución financiera

Lo anterior implica un costo fiscal adicional de 0.2% del PIB, por un déficit total de ingresos atribuido a los subsidios a los combustibles de 1.2% del PIB que serían 351,000 millones de pesos.

 

Para evitar los ‘gasolinazos’, la dependencia a cargo de Rogelio Ramírez de la O ha aplicado una serie de estímulos fiscales. Este viernes eliminó por segunda semana consecutiva el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y mantuvo el estímulo complementario a distribuidores e importadores de gasolina en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Este estímulo estará vigente del 19 al 25 de marzo.


Con el aumento de los precios de la energía, el IEPS efectivo cobrado se ha reducido a cero. Suponiendo que el gobierno mantenga esta política durante el resto del año, el déficit de ingresos ascendería al 1.0% del PIB

añadió Citi

También lee: ¿Cuál es la diferencia entre subsidio y estímulo fiscal para la gasolina?

Precio de la mezcla mexicana en 80 dólares

En medio de el incremento en los petroprecios, Citi estima que el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) promedie los 80 dólares este año, por encima de los 64 dólares estimados previamente y los 55 dólares por barril proyectados por Hacienda.

Dichas estimaciones podrían ser mayores según vaya evolucionando el conflicto entre Rusia y Ucrania.

“Eso implicaría ingresos adicionales para el sector público de alrededor del 1.4% del PIB en comparación con los estimados en el presupuesto (de Hacienda). Por supuesto, las tensiones geopolíticas también impactan otras variables macro”, planteó Citi en su estudio titulado ‘Estanflación, ¿la nueva normalidad? Revisiones a nuestra perspectiva macro en 2022 y más allá’.

PIB de 1.3% e inflación de 6.0%

Otro de los efectos por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania sería un menor crecimiento y mayor inflación para la economía mexicana.

El PIB tendría una expansión de 1.3% este año, menor a 1.7% estimado previamente; mientras que la inflación cerraría el año en 6.0%, por encima de 5.1% previsto.

Las revisiones provienen principalmente de posibles interrupciones en la cadena de suministro y una menor demanda externa, con algunos efectos adicionales en el consumo y la inversión debido a la inflación y las tasas de interés más altas

dijo Citi