17 de marzo 2021 | 5:00 am

El confinamiento y las restricciones de movilidad para mitigar los contagios de COVID-19 han dado paso en el último año a un crecimiento exponencial de las tecnologías digitales. El ejemplo más claro ha sido el comercio electrónico y las aplicaciones de comunicación, sin embargo el sector de los bienes raíces se encamina a sumarse a la tendencia.

La industria lo hace a través de las tecnologías especializadas en real estate o proptech que han crecido en los últimos años, aunque de acuerdo con especialistas, está en un punto de quiebre.

De acuerdo con Statista, el monto de inversión que han recibido estas tecnologías se duplicó entre 2016 y 2018. En 2016 la recaudación de empresas proptech alcanzó los 7,000 millones de dólares, sin embargo para 2018 alcanzó 18,000 millones de dólares.

En relación a la cantidad de operaciones de financiamiento, el 2020 cerró con 501, el mismo nivel que en 2018 pero ligeramente más bajo que lo ocurrido en 2019.

De acuerdo con Alfonso Aguilar, cofundador y CEO de Perfilan un proptech mexicana, durante el 2020 si hubo una disminución de la inversión en tanto que por la crisis económica algunas empresas redujeron su gasto en medios digitales, aunque pasados los meses críticos los desarrolladores han redoblado esfuerzos por integrar estas tecnologías.

Perfilan, por ejemplo, es una proptech que está enfocada en la identificación de leads de venta de alta calidad.

Su modelo de negocio se basa en un algoritmo que se centra en encontrar del universo de búsquedas de vivienda por internet, a los compradores potenciales con más posibilidad de cerrar la transacción, con lo que los equipos comerciales de los desarrolladores o los brokers pueden enfocarse de manera más estratégica sus esfuerzos e incrementar sus ventas.

Este tipo de propuestas han cobrado relevancia dado el incremento en búsquedas de vivienda por internet. De acuerdo con Lamudi, tras la pandemia la búsqueda de inmuebles por internet ha incrementado 25% .

“Imagina que de cada 100 personas que dejan sus datos porque interesan en una propiedad aproximadamente entre el 10% y el 20% van a visitar realmente la propiedad y de ese 10% entre el 5% y 10% acaba comparando la propiedad. Lo que hemos visto es que algunos de nuestros clientes por ejemplo analizando su información del año han aumentado 6.5 veces su efectividad en ventas” dijo en entrevista con EL CEO Alfonso Aguilar.

Actualmente Perfilan busca cerrar una nueva ronda de inversión, aunque hasta el momento el crecimiento de la empresa y el desarrollo de su tecnología ha sido con recursos propios.

Otra que ha atraído el interés de los fondos de capital es La Haus. Al contrario que el ejemplo anterior, La Haus se centra en el consumidor final por medio de asesorías para lograr que el proceso de compra de propiedades se haga de punta a punta de manera digital.

El modelo de negocio de La Haus se basa en cobrar una cuota por transacción cerrada y para ello se vale por un lado de la asesoría al usuario, así como de un portafolio de propiedades que en algunos casos es exclusivo.

En su opinión la integración del negocio inmobiliario con el mundo online va continuar con fuerza en los próximos años.

“COVID-19 nos vios dar una sacudida a todos y el cambio deberia de la misma magnitud. Los hábitos y las rutinas cambiaron en todo el mundo y se vio la necesidad de apalancarse en los medios digitales […] esto se vio por ejemplo en 2003 con la crisis del SARS que desencadenó el ecommerce. En este caso va ser lo mismo, la tecnología abre la puerta a la simplificación del modelo de compra” dijo Sergio Rojas, country manager de La Haus.

La plataforma cerró en 2020 una primera ronda de inversión serie A por 10 millones de dólares y en enero de este año una inversión serie B por 35 millones de dólares. Para el cierre del 2021 planean crecer seis veces el volumen de transacciones y alcanzar 40 millones de dólares.

Entre los interesados en invertir en estas startups están fondos como Orange Investments que surge del sector inmobiliario y otros como Greenspiring Associates que lideró la inversión en La Haus.

De acuerdo con los especialistas consultados, las proptech no se centran únicamente en el proceso de compra o venta. Si no que están desarrollando tecnología por ejemplo para el mercado de pago, la realidad virtual , la operación física de los inmuebles, entre otras.

Regulación pendiente

Hasta el momento el desarrollo de estas empresas se encuentra en campo fértil, pues aún no existe una regulación particular para ellas, aunque podría estar cerca de los criterios de las fintech en la medida que se incorporen medios de pago digitales o el uso de blockchain.

“Cuando vayamos incorporando los pagos en línea la misma regulación de las fintech va tener que estar aplicado y siempre somos sujetos a la privacidad de los datos y ser transparentes con los datos para que no se de publicidad engañosa” comentó Sergio Rojas.