1 de abril 2020 | 5:00 am

La contingencia por el COVID-19 en México, incluida la Ciudad de México, ha escalado a una emergencia sanitaria para evitar la propagación del virus, una situación que dibuja un panorama desafiante no solo para las autoridades sino también para diferentes proveedores de productos y servicios.

El desafío de esta contingencia, que derivó en el llamado a la ciudadanía de permanecer en casa, detonó el aumento en la demanda de servicios de entregas a domicilio, lo que representa nuevos retos, principalmente para lasapps de delivery como Rappi, Uber Eats y DiDi Food.

Este tipo de aplicaciones, que forman parte de la economía colaborativa, han crecido aceleradamente en los últimos dos años.

Actualmente, México ocupa el lugar 14 a nivel global en materia de ingresos, los cuales superarían los 1,600 millones de dólares al cierre de este año, según estimados de ls consultora Statista.

Los esfuerzos de estas apps para lidiar con la demanda a la par del escenario en contra, más allá que de los descuentos para usuarios y restaurantes, conlleva también pérdidas económicas en la operación, la búsqueda de medidas para mantener el servicio y salvaguardar tanto a repartidores como a clientes.

Rappi pierde 15 mdd al mes

Ante la situación de contingencia, esta aplicación móvil de entrega de productos y servicios operará con pérdidas durante los meses de abril y mayo, “perdiendo más de 15 millones de dólares al mes en vez de aprovechar la subida de demanda y generar más ingresos”, dijo Rappi a EL CEO.

Por eso, la aplicación decidió invertir en sus aliados y en seguir ofreciendo servicios a la sociedad en vez de obtener rentabilidad durante estos meses.

Durante este tiempo priorizaremos las inversiones en nuestras operaciones y en medidas de seguridad para servir mejor a toda la comunidad de Rappi en todas las ciudades donde operamos.

Esta es una decisión difícil para el negocio en el corto plazo, pero es algo coherente con nuestro propósito de conectar a latinoamericana y apoyar al crecimiento nuestros países

A la par de la contingencia por coronavirus en diferentes países creció el número pedidos de supermercados, una respuesta de los usuarios ante la incertidumbre y al llamado a la ciudadanía de permanecer en casa.

Para Rappi, las categorías que más aumentó han mostrado son farmacias, restaurantes, pago de servicios y supermercados.

Para este año, Statista prevé que crecerá tanto el número de sus usuarios como el monto de sus ingresos:

DiDi Food alista kit de higiene

En línea con la emergencia sanitaria, a partir de este miércoles 1 de abril los socios repartidores recibirán un kit de higiene semanal con un gel antibacterial de 125 ml, 7 cubrebocas y 42 guantes.

DiDi Food sugiere que las entregas de comida se hagan sin contacto directo entre el socio repartidor y el usuario o personal del restaurante.

Para los repartidores afectados por COVID-19 se creó un fondo de ayuda especial, el cual alcanzará los 10 millones de dólares para apoyar en los mercados internacionales donde la empresa opera. Un fondo del cual los afectados podrán solicitar apoyo financiero, el cual podrá cubrir un máximo de 28 días de ganancias.

UberEats con alternativas de crédito

Como parte del programa de recompensas Uber Pro y Uber Eats Pro, la firma extendió a todos los socios conductores y socios repartidores la posibilidad de solicitar microcréditos vía 100% digital y prácticamente instantánea, otorgados por AXS, un apoyo que estará disponible para socios repartidores a partir del 6 de abril.

Además amplió las opciones para generar ingresos. De hecho, en algunas ciudades del país, los socios conductores cuentan con la posibilidad de recibir pedidos de Uber Eats, además de realizar viajes compartidos.

Los esfuerzos incluyen la asistencia financiera a los socios conductores y repartidores a los que se les ha diagnosticado COVID-19 o a los que una autoridad de salud pública les ha pedido que se aíslen.

Medidas ante la contingencia

Como acción extraordinaria y para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2, los sectores público, social y privado deberán implementar algunas medidas, publicó este martes el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Para ello contempla sectores fundamentales de la economía, los cuales son: financieros, el de recaudación tributaria, distribución y venta de energéticos, gasolineras y gas, generación y distribución de agua potable, industria de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Enlista también mercados de alimentos, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes y venta de alimentos preparados, entre otros, pero no especifica nada sobre el ecosistema de aplicaciones de delivery.

La contingencia ante el COVID-19 se mantiene hasta hoy durante todo el mes de abril.