ciberataque ducto de gasolina

17 de junio 2021 | 5:00 am

Advertisement

En México, más del 50% de los internautas sufrió algún tipo de ataque cibernético en los últimos 12 meses, siendo los menores de edad el grupo donde más crecen este tipo agresiones consideradas como delitos, revela un estudio de la Asociación de Internet Mx. 

Por un lado, los ciberataques contra niños, niñas y adolescentes se incrementaron 157% en un año; mientras la pornografía infantil se disparó 73% en el mismo periodo, indica el estudio con datos de la Guardia Nacional. 

De enero a mayo de 2021, han tenido crecimiento la difamación contra menores de edad en 20% de los casos reportados, acoso contra menores de edad en 45% de los casos reportados y las amenazas contra los menores de edad en 15% de los usuarios reportados

El 15% de los padres y madres de familia reconoció que sus hijos han tenido acceso a material inapropiado y el 2% indicó que sus hijos han compartido información o imágenes íntimas con extraños, de acuerdo con el estudio de la Asociación de Internet Mx.

Desconocen cómo protegerse

La mayor preocupación sobre los riesgos en internet para menores de edad es sufrir acoso por parte de otros adultos; sin embargo, la mayoría de los adultos no saben cómo protegerse ante estos delitos, refiere el Estudio sobre Ciberseguridad en empresas, usuarios de internet y padres de familia en México 2021.

El estudio demostró que existe una falta de información entre los internautas mexicanos ya que al menos el 47% no usa o sabe qué es un control parental

Pero no es lo único, pues al menos un 26% tampoco tiene conocimiento sobre cuál es la autoridad competente para reportar problemas de ciberseguridad en caso de registrarse.

A esto hay que agregar la falta de acercamiento por parte de los padres con sus hijos sobre estos temas, pues el 33% de las niñas, niños y adolescentes no reciben orientación en la escuela sobre los peligros que puede haber en internet.

Esta problemática se da en un escenario en el que cada vez más menores de edad cuentan con un dispositivo propio para navegar en internet y en redes sociales.

Actualmente, el 57% de las niñas y los niños internautas tienen dispositivos propios; sin embargo, el 23% de los padres no establecen límites para el uso de los dispositivos con respecto al tiempo utilizado por los menores.