Evolución de la industria de los videojuegos

30 de octubre 2021 | 7:00 am

Cada año la industria de los videojuegos genera miles de millones de dólares en ventas con sus lanzamientos y atrae a nuevos mercados. Esto plantea la gran pregunta de cuán lejos puede llegar.

Tan solo en 2020 se estima que la industria generó 165,000 millones de dólares en ingresos, de los cuales 85,000 millones provinieron de videojuegos para dispositivos móviles, 40,000 millones de PC y 33,000 de consolas, de acuerdo con Visual Capitalist, con cifras de Pelham Smithers.

Según Statista, las ventas de la industria crecerán en 2021 hasta los 176,000 millones de dólares. Los juegos para teléfonos generarán aproximadamente 79,000 millones de dólares, lo que representa 52% del mercado a nivel global.

La investigación de Pelham Smithers muestra que, si bien la evolución de los videojuegos ha sido acelerada desde la década de 1970, los factores detrás del crecimiento han cambiado a lo largo de la historia.

La era de Atari (1970-1983)

Los primeros prototipos de videojuegos se desarrollaron en la década de 1960, pero el lanzamiento de Pong por parte de Atari en 1972 fue el inicio.

El juego arcade de tenis de mesa fue una sensación que atrajo a las personas más jóvenes y empresas que comenzaron a producir sus propias versiones, destaca Visual Capitalist.

Atari vendió una versión de consola doméstica de Pong en 1975, y dos años después lanzó su propia consola doméstica, la Atari 2600, que se convertiría en la primera en vender más de un millón de unidades.

Space Invaders revitalizó el mercado en 1978 y las arcades comenzaron a instalarse en todas partes. Para 1982 las máquinas de videojuegos ya generaban más ingresos que la industria de la música pop y la taquilla de cine gracias a títulos como Pac-Man y Donkey Kong.

La carrera del avance tecnológico (1985-2000)

A inicios de la década de 1980 la industria se estancó debido a la creciente competencia. En esos años Atari lanzó nuevos juegos de mala calidad que le costaron miles de millones de dólares en sus hojas de balance.

Al mismo tiempo, las computadoras personales se estaban convirtiendo en la nueva alternativa para jugar, especialmente con el lanzamiento del Commodore 64 en 1982.

Era una señal de lo que iba a definir esta era de la historia del juego: una carrera tecnológica. En los próximos años, Nintendo lanzaría la consola Nintendo Entertainment System (NES) en 1985, dando prioridad a los juegos de alta calidad y el marketing.

Sobre la base de juegos como Duck Hunt, Excitebike y la introducción de Mario en Super Mario Bros, el éxito masivo de NES revivió el mercado de las consolas. Nintendo además innovó con el lanzamiento de la consola portátil Game Boy.

Los siguientes años estarían definidos por la entrada de otros jugadores: en 1988 la compañía de arcade Sega lanzó la consola Sega Mega Drive, Sony puso a la venta la PlayStation en 1994, que se convirtió en la primera consola de la historia en vender más de 100 millones de unidades, mientras que Microsoft desarrolló la API de DirectX para ayudar en la programación de juegos, lo que unos años más tarde daría pauta a la llegada del Xbox.

El boom online (2001-presente)

Fue el auge del internet y los dispositivos móviles lo que convirtió a los videojuegos en una industria de miles de millones de dólares.

En 2001, Microsoft lanzó la plataforma de juegos en línea Xbox Live por una tarifa de suscripción mensual que brinda a los jugadores acceso a servicios de chat de voz y multijugador.

Mientras tanto, en PC, Blizzard aprovechó el mercado de suscripciones Massive Multiplayer Online (MMO) con el lanzamiento de World of Warcraft en 2004, que registró un pico de más de 14 millones de suscriptores de pago mensual.

Otras empresas vieron un futuro en los juegos móviles que estaban luchando por aprovechar. Nintendo continuó aferrándose al mercado de dispositivos portátiles con las consolas Game Boy actualizadas, y Nokia y BlackBerry intentaron integrar aplicaciones de juegos en sus teléfonos.

Pero fue el iPhone de Apple el que allanó el camino para que los desarrolladores de aplicaciones crearan juegos gratuitos, de pago y de pago por función para un mercado masivo con la App Store.

Los fabricantes de consolas como Microsoft y Sony están lanzando servicios de suscripción basados ​​en la nube incluso mientras continúan desarrollando nuevas consolas. Amazon y Google tienen sus propios servicios que funcionan en múltiples dispositivos, incluido el móvil.

Después de ver el éxito que tuvieron juegos como Pokemon Go en los teléfonos inteligentes, alcanzando más de 1,000 millones de dólares en ingresos anuales, y el récord de Grand Theft Auto V de 1,000 millones de dólares en solo tres días, las empresas están apuntando a la mayor parte del mercado que pueden.

No dejes de leer: Netflix da otro paso en su incursión a los videojuegos