24 de enero 2019 | 3:10 pm

El gobierno de China bloqueó Bing, el motor de búsqueda en internet propiedad de Microsoft, a pesar de que la compañía estadounidense tenía los resultados censurados para cumplir con la reglamentación asiática.

El bloqueo duró solo un día, sin embargo, las interrogantes sobre la regulación china del internet continúan.

Microsoft comentó que sigue sin saber cuales fueron las razones de este.

El bloqueo del navegador de Microsoft ocurre tras 10 años de esfuerzos de la empresa para poder insertar sus productos en el mercado chino.

De acuerdo con el diario estadounidense New York Times, el bloqueo sugiere que las compañías occidentales pueden hacer muy poco para persuadir a China de darles acceso al mayor mercado de usuarios de internet en el mundo, especialmente en un momento de tensiones comerciales.

Muchas compañías estadounidenses, junto con los funcionarios de la administración de Trump, acusan a China de forzar sistemáticamente a las empresas a ceder su propiedad intelectual a socios locales o funcionarios gubernamentales en nombre de la seguridad nacional.

Lo que Microsoft le dio a China

Microsoft ha cooperado con compañías locales para proporcionar sus servicios de Windows y de nube para ganar la aceptación del gobierno chino e incluso creó un centro de investigación y desarrollo que ha generado productos valiosos y ayudado a la creación de una nueva generación de expertos en inteligencia artificial.

La empresa dirigida por Satya Nadella intentó cumplir con las reglas de China, por ejemplo, mostrando solo la información del Dalai Lama publicada por medios estatales chinos que lo acusan de incitar al odio y al separatismo.

Las búsquedas de Tiananmen o el grupo religioso de Falun Gong se eliminaron, aunque el uso de lenguaje codificado permite publicar información sobre estos y otros temas controlados.

A pesar de las dificultades que enfrentan en China, las compañías extranjeras aún tienen esperanza de acceder a ese mercado, que con su tamaño y su próspera cultura de telefonía móvil representa un potencial vasto.

LinkedIn y Airbnb todavía tienen negocios allí, aunque se esfuerzan por cumplir con las leyes locales. LinkedIn, que Microsoft compró en 2016, censura el contenido en China y Airbnb se coordina con las autoridades locales para proporcionar acceso sobre quién se está quedando en sus listas.

Censura en internet

El Partido Comunista ha cimentado su control sobre más aspectos de la vida china en los últimos años.

Otros sitos de internet bloqueados en ese país asiático son Google y YouTube, Netflix, las redes sociales Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr, el servicio de mensajería WhatsApp y los sitios de noticias de la BBC, The New York Times, Bloomberg, Reuters, el Wall Street Journal, la revista Time y The Economist, según datos de The Spectator.

Entre las últimas medidas aplicadas está la detención, tortura y amenaza de usuarios de Twitter en China, reportada por el New York Times.

Greatfire.org, un grupo que rastrea qué sitios están bloqueados en China, explicó que Bing parecía ser inaccesible en partes del país pero accesible en otras.

Los bloqueos de China a menudo toman tiempo para extenderse en todo el país, aunque en el pasado algunos servicios han sido bloqueados en algunos lugares para ser restaurados más tarde.

Sin opciones eficientes

Otro motor de búsqueda, Baidu, domina el tráfico en China, sin embargo, es blanco de críticas constantes por búsquedas deficientes.

La caída de la reputación de Baidu dio lugar a cierto apoyo entre los intelectuales de China para un reingreso de Google al mercado con un motor de búsqueda censurado cuyo nombre interno era el nombre de Proyecto Dragonfly, sin embargo, el CEO de la compañía negó estar cerca de lanzarse en el país asiático.

En una entrevista, el experiodista chino Fang Kecheng comentó que el internet chino se estaba convirtiendo en una serie de jardines amurallados, en lugar del extenso foro de ideas que hace que la vida en línea sea atractiva para muchos, gracias a la censura y al surgimiento de grandes compañías chinas de internet como Tencent.

“Bing se comprometió para tener una versión china para ingresar al país” comentó Fang, candidato a doctorado en la Escuela de Comunicación Annenberg de la Universidad de Pennsylvania. “Sería patético si ni siquiera esto pudiera existir. Tenemos una alternativa menos “.