gasolina-IEPS-estimulo-fiscal-Hacienda

17 de junio 2022 | 5:00 pm

Advertisement

Pese a un escenario económico volátil, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aún tiene espacio suficiente para sostener el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina, aseguró Rodrigo Mariscal, titular de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia. 

Este espacio fiscal no perjudica o pone en peligro la estabilidad de las finanzas públicas

dijo en entrevista para el podcast ‘Norte Económico’ de Grupo Financiero Banorte

Ante el incremento de los precios de los commodities, principalmente de los energéticos, el gobierno federal buscó mitigar los efectos sobre la economía mexicana a través de la política fiscal, por lo que aplicó el mecanismo del IEPS para reducir el impacto a lo largo del tiempo.

Sin embargo, tras detonarse el conflicto entre Rusia y Ucrania, se dio una escalada acelerada de los precios de la gasolina y el petróleo, por lo que el estímulo ya no era suficiente, razón por la que el gobierno federal determinó aplicar un estímulo complementario

Costos fiscales, “más o menos tablas”

Mariscal señaló que el gobierno federal va a salir “más o menos tablas” alrededor del costo pues, por un lado, sabe que el costo será cercano al 1% del Producto Interno Bruto (PIB) en términos de la recaudación.

El gobierno federal estimó que para el IEPS podrían recaudar 288,000 millones de pesos a lo largo del año, sobre todo en el primer trimestre, y antes de que empezara a aplicar el IEPS y el estímulo complementario, ya había recaudado alrededor de 30,000 millones de pesos.

Si esto continúa, dijo el economista en jefe de Planeación de Hacienda, no van a recaudar más IEPS, pero el estímulo complementario les puede generar un costo de entre 30,000 y 60,000 millones de pesos.

“La estimación es que esto nos podría llevar alrededor de entre 300,000 y 310,000 millones de pesos, que calculamos por el PIB nominal que vamos a observar en 2022, lo que podría ser alrededor de 1% del PIB”, aseveró.

Te puede interesar: Hacienda extiende estímulo fiscal al 24 de junio; no cobrará el IEPS

Ingresos, con riesgo ligero a números negativos

Por el lado de los ingresos, el hecho de que las ventas de petróleo sean mayores a lo que México importa de gasolina, al menos en volumen, genera que México tenga un margen, aseguró Mariscal.

Por esa razón, aunque el precio de la gasolina sea mayor en la importación al precio de la exportación de petróleo, “todavía tenemos un ingreso que va ser en el neto positivo”, aseguró.

Esto es una complicación, porque podría representar que, originalmente, habríamos pensado que podríamos tener un ingreso positivo o pequeño, pero neto positivo, pero ahora podría ser que el ingreso sea al menos tablas o quizá un poco negativo

aseveró Mariscal

Sin embargo, un elemento que el gobierno federal no había considerado al definir los precriterios para 2022 es el aumento en los precios del gas y petróleo, a lo que se había fijado un margen de 30 dólares por barril, lo que ahora está al doble: un margen de 60 dólares.

Ajuste al IEPS, posible

El jefe de planeación de Hacienda reconoció que aún cuenta con buen espacio por el lado de las exportaciones, lo que les podrían ayudar a compensar esos potenciales costos.

No obstante, aseguró que no es el único factor determinante, aunque sí ven que ese factor empieza a crecer o a preocupar y se comienza a generar un poco más de gasto, la decisión podría ser ir ajustando el IEPS.

“Esto, de tal manera que no sea de manera extremadamente rápida o abrupta, sino bajo un ritmo de ajuste paulatino en la medida en que la inflación vaya disminuyendo”, precisó el funcionario de Hacienda.

También puedes leer: Eliminación del IEPS impide a Pemex “sacar jugo” del alto precio del barril de crudo

Estímulo reduce inflación: Mariscal

El precio de las gasolinas es un factor importante en la formación de los precios en la economía, debido principalmente a que las mercancías que se mueven alrededor de México dependen mucho del autotransporte de carga, prácticamente el 60%.

Entonces, del análisis que han hecho se revela que un shock al precio de la gasolina y al diesel genera un traspaso bastante alto y, sobre todo, porque resulta bastante persistente.

Por ello, el propósito radica en liberar a la economía de ese choque y atenuar ese precio.

Calculamos que hemos podido restar alrededor de dos puntos porcentuales a la inflación en lo que va de esta periodo de alta volatilidad en los precios de la gasolina, lo que se refleja en las estimaciones

Mariscal explicó que,  al mes de junio, el precio de la gasolina regular ronda los 22 pesos por litro. Al respecto, aseguró que si no se hubieran aplicado los estímulos, el precio de la gasolina estaría al menos 12 pesos arriba. 

“Si no hubiéramos hecho nada, estaríamos alrededor de 34 pesos por litro, le quitamos alrededor de dos puntos al Índice Nacional de Precios al Consumidor”, señaló.