19 de julio 2021 | 7:57 am

Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue acusado de nuevos cargos por probable desvío de recursos en el marco de sobornos pagados por la firma brasileña Odebrecht, informó este domingo la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.

La dependencia a cargo de Santiago Nieto detalla en un comunicado que “identificó un esquema de lavado de dinero en Pemex durante 2012 a 2016 por medio de contratos otorgados a 34 empresas relacionadas con Odebrecht, por millonarias cantidades de dinero”, señala un comunicado.

De 2014 a 2016 la UIF ubicó transferencias por unos 3,000 millones de pesos y se presume que los recursos desviados podrían haber sido destinados a campañas electorales en distintos estados.

La dependencia precisa que el exfuncionario, que dirigió Pemex de 2012 a 2016, ha sido acusado junto con once personas más de “corrupción política y desvío de recursos públicos” ante la fiscalía general.

Ya enfrenta un juicio por uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictiva y cohecho.

Lozoya, quien dirigió Pemex durante la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), fue detenido en España en febrero de 2020 y extraditado a México en julio de ese año.

El exfuncionario no ha pisado la cárcel pues al llegar a México fue trasladado a un hospital y posteriormente consiguió llevar su proceso en arresto domiciliario tras acogerse a la figura de testigo colaborador.

En el marco de su juicio ha denunciado a expresidentes y políticos de distinto nivel, aunque no se han presentado cargos contra los señalados.

Lozoya es el único funcionario mexicano de alto rango que enfrenta cargos en el marco de la red de sobornos de la firma brasileña Odebrecht y que se extendió a distintos países de América Latina.

Con información de AFP