Trabajo hibrido motor crecimiento wework mexico

4 de octubre 2022 | 5:00 am

Tras verse al borde de la desaparición con la llegada de la pandemia en 2020, hoy WeWork México de la mano de su CEO, Álvaro Villar, registra el mayor número de miembros en su historia  y ve en el trabajo híbrido un motor de crecimiento que aprovechará apostando por más flexibilidad.

 Los primeros meses (de la contingencia por COVID-19) fueron aterradores, pensamos que la oficina estaba muerta, que no teníamos cómo reinventarnos. Poco a poco nos dimos cuenta de que la presencialidad iba a ser clave en muchos aspectos dentro de las organizaciones

 dijo en entrevista Álvaro Villar, CEO de la compañía en el país.

Esta tendencia es incluso más marcada en países como México, donde los trabajadores manifestaron que deseaban volver de dos a tres días por semana a la oficina, mientras en naciones europeas el ideal de los empleados era un día, según un estudio elaborado por una consultora a petición de WeWork.

 

Villar considera que ahora la oficina se usa con propósitos concretos y que no debería haber vuelta atrás al modelo híbrido, porque proporciona mayor balance vida-trabajo a colaboradores, al tiempo que permite a las empresas ajustar costos a sus necesidades.

El panorama de reactivación está beneficiando a WeWork, que pasó de una ocupación de 25% en el punto más álgido de la pandemia a más de 70% actualmente y superó los 33,000 miembros.

“La ocupación va balanceándose en función del inventario, pero nunca antes, en nuestros seis años de historia en México habíamos tenido tantos miembros”, aseveró Villar.

México, en conjunto con otros territorios, contribuyó al 34% de los ingresos de WeWork en el primer semestre de 2022. Estados Unidos y Reino Unido proporcionan el grueso de los ingresos de la corporación estadounidense.

 

Te puede interesar: Coworkings se encaminan a la recuperación, pero les tomará al menos dos años tener niveles prepandemia

Flexibilidad, la clave

Para el directivo, el modelo perfecto de trabajo es aquel en que las necesidades de la organización puedan ajustarse en tiempo real y ofrecer esa flexibilidad es hacia donde están encaminados los esfuerzos de la empresa.

Como parte de las adaptaciones para una nueva realidad, la empresa lanzó productos como la membresía All Access, que compara con una especie de pasaporte que permite a los miembros de WeWork acceder a 800 ubicaciones alrededor del mundo.

El producto ya cuenta con 3,000 usuarios en México, dijo Villar. A nivel global, el número de membresías de este tipo llegó a 62,000 al 30 de junio, según los estados financieros de la compañía.

Recientemente debutaron un espacio en la ubicación de Polanco, en Ciudad de México, dedicado a salas para realizar eventos.

Lee también: Inflación y trabajo híbrido impulsan demanda de espacios de trabajo flexible, asegura WeWork

Próximamente la empresa planea lanzar On Demand, un producto que permitirá incluso a quienes no sean miembros, rentar salas de juntas u oficinas por horas, días o una semana completa.

Villar comentó que invertirán más en tecnología con la finalidad de simplificar estos procesos de reservación hasta que un usuario pueda alquilar espacios en un par de clics, con la misma facilidad con que hoy se pide transporte mediante una app.

Siguientes pasos

A seis años de su incursión en el país, Villar considera que WeWork ya se encuentra en etapa de consolidación y trabaja en planes de expansión que espera poner en marcha desde el próximo año para atender la creciente demanda.

La empresa tiene oficinas en 26 edificios de Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, pero reconoce que en algunos corredores su inventario está limitado.

 Hay ciudades donde no estamos y deberíamos estar, porque las organizaciones así lo están pidiendo (…)Todas las ciudades donde ha habido mucha migración: Querétaro, Puebla, Tijuana, Mérida, Cancún; podrían ser interesantes dentro de nuestros planes de expansión

 agregó.

Advertisement