fbpx
Walmart huelga

28 de febrero 2019 | 5:00 am

La amenaza de huelga de 8,000 trabajadores de Walmart en México podría detonar una cadena de paros laborales en otras empresas e industrias.

Y no sólo eso: también podría contagiar a otras uniones sindicales de la empresa, que es la principal generadora de empleo del sector privado en el país, con más de 200,000 plazas de trabajo.

El cambio de régimen beneficia a los trabajadores, quienes ahora pueden aspirar a mejores condiciones laborales. Las actuales son propicias para que más empleados y más empresas, no sólo del sector (de autoservicios), se sumen a los paros laborales

Alfonso Bouzas, investigador de temas laborales en la UNAM.

Por su parte, Gerardo González-Araujo, abogado laboral, comentó que estos movimientos se pueden reproducir en otras empresas, por lo que los sindicatos tienen que cuidar que sus agremiados no se incorporen a otras organizaciones sindicales.

“Los sindicatos se pelean por la titularidad de los trabajadores agremiados, porque así tienen un mayor peso en las cuotas sindicales”, dijo Bouzas.

Carlos Hermosillo, director de análisis fundamental en Actinver Casa de Bolsa, también ve un posible contagio en las otras minoristas del país, dado el precedente de Walmart.

En el caso de los trabajadores de la empresa está permitido cambiar de sindicato e irse por el que más les convenga y mejor represente sus intereses, de acuerdo con la Ley Federal de Trabajo.

“En Puebla hay 12 tiendas (Walmart) y sus trabajadores se acercaron a nosotros, ya estamos trabajando con cinco que representan 115 afiliados; y en la Ciudad de México tenemos 10 o 15”, comentó Eduardo Miranda, coordinador de comunicación social de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

Añadió que los trabajadores tiene el derecho de defender sus intereses laborales.

Los expertos coincidieron en que si los 8,000 trabajadores de Walmart consiguen los aumentos de sueldo que están pidiendo, es probable que el resto exija las mismas condiciones.

Los sindicatos que aglutinan a los trabajadores de Walmart se agrupan en la CROC y en la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

“Sólo en la Ciudad de México existen 17 diferentes sindicatos que agrupan a los empleados de Walmart, los cuales pertenecen a la CROC y a la CTM”, explicó Bouzas.

“Consideramos que la noticia es moderadamente negativa para Walmex, ya que las
negociaciones con dicho sindicato podrían implicar posibles incrementos en los salarios de
sus trabajadores, y con ellos un aumento en los Gastos de Operación de la emisora. Derivado
de lo anterior, consideramos que la compañía podría presentar un desempeño negativo en el
corto plazo, con el mercado asimilando dicha noticia”, comentó Verónica Uribe, analista de Monex.

El origen de las huelgas

Después del incremento de 16% al salario mínimo a nivel nacional a partir del 1 de enero de este año, y al duplicarse en la frontera norte, 35,000 trabajadores de alrededor de 45 maquiladoras de Matamoros, Tamaulipas, exigieron un aumento del 20% y un bono de 32,000 pesos.

Seguido de esta huelga, la segunda embotelladora más grande de Coca Cola en América Latina, Arca Continental, enfrentó un paro laboral en su planta en esta ciudad.

Hasta el momento no se ha reanudado las operaciones en esa planta, por lo que ya se registran problemas de distribución de los productos en tiendas y restaurantes de la ciudad, de acuerdo a medios locales.