fbpx

6 de noviembre 2019 | 3:26 pm

SoftBank reportó su primera pérdida trimestral en 14 años, afectado por la caída de la valoración de algunas de sus mayores apuestas tecnológicas, como WeWork y Uber Technologies.

La pérdida por 6,500 millones de dólares en el tercer trimestre pone en duda la estrategia de alto riesgo del fundador de la firma japonesa, Masayoshi Son, de destinar fondos a proyectos tecnológicos que requieren fuertes inversiones, en un momento en el que está embarcado en la creación de un segundo megafondo de inversión (el primero es Vision Fund).

El Vision Fund, respaldado por Arabia Saudita y dirigido por Rajeev Misra, exbanquero del Deutsche Bank, había invertido hasta 70,700 millones de dólares en 88 empresas a finales septiembre. El valor de esas inversiones asciende ahora a 77,600 millones de dólares, excluyendo desinversiones, dijo la entidad.

Son admitió que tuvo un criterio de inversión deficiente y que se hizo de la vista gorda frente a los problemas corporativos en WeWork.

“Mi criterio de inversión fue pobre en muchos aspectos y estoy reflexionando profundamente sobre eso”, dijo el hombre de 62 años en una conferencia de prensa después de la presentación de los resultados.

Declaró que había ignorado problemas relacionados con el entonces CEO de WeWork, Adam Neumann, en áreas como gobierno corporativo. Sin embargo, se mostró optimista de que WeWork siguiera siendo un negocio sólido y dijo que eventualmente habría una recuperación en las ganancias.

“La lógica es simple. El tiempo se resolverá (…) y veremos una fuerte recuperación en forma de ‘V’”, agregó, citado por el Financial Times.

Tras la cancelación de la OPI de WeWork y la posterior sustitución de Adam Neumann, SoftBank se vio obligado el mes pasado a gastar más de 10,000 millones de dólares para rescatar a la firma que renta espacios compartidos.

…y WeWork considera retirarse de gran parte de Latinoamérica

Con un mayor escrutinio del mercado sobre la rentabilidad de muchas de sus apuestas arriesgadas en startups, SoftBank está luchando por sacarlas al mercado, un paso esencial para desbloquear capital y mantener el ritmo de crecimiento de su imperio de inversiones.

El valor de la mayoría de las inversiones del fondo, incluyendo Uber, Slack Technologies y Guardant Health, cayó durante el trimestre.

La caída de Uber se ha extendido a medida que aumentan sus pérdidas, y tras acabar el periodo de “lock-up” —compromiso de no vender asumido por algunos inversores— después de su salida a bolsa, alcanzando nuevos mínimos esta semana.

SoftBank no publicó un pronóstico para el año fiscal en curso, argumentando que había demasiados factores de incertidumbre.

Con información de Reuters