Pemex pérdidas

26 de febrero 2020 | 5:00 am

Advertisement

La Auditoría Superior de la Federación reveló que Pemex Comercio Internacional (PMI) y Pemex Transformación Industrial (TRI) tuvieron pérdidas combinadas superiores a 200 millones de pesos debido al alto contenido de agua en el crudo que ambas empresas recibieron por parte de Pemex Logística.

Analistas coincidieron en que estos errores operativos se deben a falta de recursos y la necesidad de la administración de aumentar los números de producción de forma expedita.

“Pemex Exploración y Producción (PEP) o Pemex Logística fueron quienes cometieron el error, dependiendo de dónde se haya presentado, porque puede ser que la contaminación entre a través del mismo ducto (…) El objetivo principal de la administración es producir crudo, y le estás dando permiso a PEP de producir crudo a como dé lugar y ser festejado, mientras los demás terminan siendo castigados”, explicó Adrián Calcaneo, especialista del sector.

Incluso si el agua entró a través de los ductos de extracción, Pemex Logística era la encargada de operar las instalaciones en las que se separa el agua del crudo, por lo que estaba a cargo de entregar el crudo para exportación (a PMI), o para inyectarse al Sistema Nacional de Refinación (TRI).

Calcaneo lamentó que PEP y Logística sean “protegidos” desde un punto de vista contable, y que la penalización recaiga en PMI, que tiene el objetivo de conseguir la mayor cantidad de producto posible, lo cual no se están cumpliendo debido a la contaminación.

Sin embargo, el experto admitió que emitir penalizaciones directas a Logística o PEP podría agravar los problemas de insuficiencia de recursos, complicando así la habilidad de ambas empresas de operar de forma eficiente. El problema sigue siendo, entonces, el de encontrar la mejor manera de monitorear el desempeño y la responsabilidad de las empresas.

Arturo Carranza, analista del sector, destacó que otro de los problemas es la particular atención que la actual administración ha prestado a los campos maduros, cuyas condiciones complican la extracción de crudo sin agua, sobre todo en Xanab y, en menor medida, en Cantarell.

“Esto implica que es más difícil sacarles petróleo, pues sus reservas se agotan. Para sacar el mayor cúmulo de reservas hay que utilizar tecnologías de recuperación mejorada como inyección de nitrógeno. Hay que invertir en instrumentar procesos de recuperación”, explicó el experto.

ASF

Las instalaciones encargadas de separar el agua del crudo eran operadas hasta octubre del año pasado por Pemex Logística, pero en ese mes se presentó un convenio modificatorio que hizo responsable de estas instalaciones a Pemex Exploración y Producción.

Debido a esto, en los últimos cinco meses PEP ha sido la encargada de solucionar el contenido de agua en el crudo, un problema que sus propios procesos de extracción han causado.

Advertisement