fbpx
Nueva medida del SAT resulta insuficiente

9 de abril 2019 | 5:00 am

La nueva medida firmada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en conjunto con la Comisión para la Industria de Vinos y Licores (CIVyL) y la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT) son insuficientes para poder combatir la venta ilegal de bebidas alcohólicas en México.

El nuevo acuerdo contempla que empresas como Diageo, Pernod Ricard, Jose Cuervo, entre otras, puedan pedir directamente al SAT los marbetes que identifican a las botellas de alcohol etílico como legales, y en un lapso de tres días el órgano descentralizado envíe de forma digital estos sellos para que los productores los impriman y los coloquen en las botellas.

Además, el código que aparece en las etiquetas ahora está en formato QR, lo que facilita a la autoridad verificar la legalidad de las botellas y llevar un registro más controlado.

Antes, la industria tenía que pedir al SAT los marbetes y la solicitud podía tomar hasta 10 días. Es un buen paso, pero aún resulta insuficiente y hacen falta más acciones para acabar con el problema

dijo Roberto Colín Mosqueda, integrante del Colegio de Contadores Públicos de México.

El problema no es menor, porque de cada 100 botellas de alcohol que se comercializan en el país, 15 se encuentran en el mercado ilegal, lo que significa una pérdida cercana a los 1,693 millones de dólares para el fisco, de acuerdo con la consultora de mercados Euromonitor International.

“El mercado lícito pierde una oportunidad frente a la venta ilegal de bebidas alcohólicas, al mismo tiempo que la marca pierde valor por este fenómeno”, detalla el informe.

Por su parte, Erik Seiersen, presidente de CIVyL, y Rodolfo Gonzáles, presidente de la CNIT, comentaron durante la firma del acuerdo que es un paso en la dirección correcta para combatir la ilegalidad en la industria y que confían en el trabajo conjunto entre autoridades y empresas.

Un largo camino que recorrer

A pesar de ir en la dirección correcta, aún existen más acciones que se deben de tomar para que realmente se combate eficientemente el mercado de bebidas ‘piratas’ en México.

“Desde el 2017 se viene trabajando entre la autoridad y estas dos organizaciones para implementar planes en contra del mercado ilegal, pero muchos de ellos se han quedado sobre la mesa y no han prosperado, sólo los de la digitalización y la impresión por parte de las empresas”, explicó Colín.

Añadió que entre los planes que se quedaron en el tintero están los controles para la producción y venta del alcohol etílico, la creación de aduanas exclusivas para la importación de bebidas alcohólicas y operativos especiales en los puntos de venta.

“Con la implementación completa de todos estos puntos sería posible eliminar el mercado y beneficiaría tanto a las empresas como a Hacienda, al recolectar más dinero por los impuestos de la venta de botellas”, dijo.

Según Euromonitor, a nivel mundial el tipo de alcohol ilícito más frecuente es el que se produce de forma legal, pero evade impuesto, seguido por el falsificado, el fabricado de manera artesanal, el de contrabando y el que utiliza otro tipo de alcohol, como el clínico.