avión

25 de junio 2019 | 3:02 pm

El fabricante de aviones canadiense Bombardier anunció un acuerdo definitivo con la firma japonesa Mitsubishi Heavy Industries (MHI) para la venta del programa de aviones regionales CRJ por 550 millones de dólares en efectivo.

Si esta operación con MHI culmina durante el segundo semestre de 2020, la rama de la aviación de Bombardier dejará de producir aviones de tamaño mediano, que habían representado un gran éxito para la compañía.

Esta transacción es uno de los pasos más importantes en nuestra dirección estratégica para construir fuertes capacidades globales y permite a Mitsubishi fortalecer sus servicios aeronáuticos, incluyendo el mantenimiento, la reparación y la revisión, la ingeniería y la atención al cliente

dijo el CEO de MHI, Seiji Izumisawa.


La empresa nipona, además de los 550 millones de dólares de la compra de los aviones CRJ, también desembolsará a Bombardier 200 millones de dólares para cubrir ‘los pasivos’ ligados al programa, según un comunicado emitido por las dos compañías.

Una vez concluya la transacción, MHI se hará cargo de las actividades de mantenimiento, de soporte, actualización, comercialización y venta del programa CRJ localizado en Canadá (Montreal, Quebec, Toronto) y en Estados Unidos (Bridgeport, Virginia Occidental, y Tucson, en Arizona).

Bombardier expuso que las actividades adquiridas son complementarias a las existentes de Mitsubishi ligadas a los aviones comerciales, principalmente al desarrollo, a la producción, a las ventas y al soporte de aviones comerciales de la gama Mitsubishi SpaceJet.

Esta venta marca la transformación de nuestro sector aeronáutico

aseguró el presidente y CEO de Bombardier, Alain Bellemare.

“El futuro del gigante canadiense descansa ahora en dos sólidos pilares de crecimiento: Bombardier Transportation, que consolida nuestras actividades de transporte por ferrocarril y Bombardier Aviation, al agrupar nuestro negocio de aviones”, añadió Bellemare.