AMLO heredará proyectos petroleros de EPN. (Foto: Zbynek Burival, Unsplash)

27 de noviembre 2018 | 5:00 am

El gobierno saliente de Enrique Peña Nieto dará a Andrés Manuel López Obrador un regalo que ellos mismos anhelaron durante todo el sexenio: más petróleo.

Este martes, a cuatro días de que termine la actual administración, el gobierno federal anunciará un incremento en las reservas de uno de sus yacimientos más importantes, revelaron a EL CEO fuentes con conocimiento del tema.

Se trata de Ixachi-I, un yacimiento cuyo descubrimiento fue anunciado en noviembre de 2017 y que fue calificado por el presidente Peña Nieto como el hallazgo en campos terrestres más grande que ha realizado Pemex en los últimos 15 años.

Este anuncio caerá como anillo al dedo a los planes Andrés Manuel López Obrador para la empresa productiva del Estado. El presidente electo prometió incrementar los niveles de producción de Pemex durante su mandato y hacer que tenga un enfoque en la refinación.

El plan del nuevo gobierno es elevar la producción de crudo a 2.6 millones de barriles diarios al final del sexenio, desde los 1.8 millones que produce actualmente.

Pero no será una tarea fácil. Este año, Pemex hilará 14 años de caídas.

En el anuncio original, ocurrido en noviembre del año pasado, el gobierno dijo que el pozo representaba aproximadamente 360 millones de barriles de reservas probadas, probables y posibles (3p).

Aunque no hay datos oficiales, algunos expertos calculan que Ixachi-I podría empezar a producir a finales de este año o comienzos de 2019 y -en cuatro o cinco años- aportar alrededor de un 10% del total de la producción de México.

Otro factor que hace a este yacimiento un regalo aún más jugoso para López Obrador y Octavio Romero, futuro director de Pemex, es que, por la región en la que se ubica, el petróleo que alberga es ligero, lo que abarata el proceso de refinado y la comercialización en forma de gasolina.

Situado en la zona de Cosamaloapan, Veracruz, se encuentra dentro de la llamada Faja de Oro, conocida por ser la zona donde se inició la actividad petrolera en el país y que cuenta con ductos para que el hidrocarburo sea transportado a menores costos.

Pero AMLO todavía heredará más petróleo

Además del anuncio de hoy, el gobierno entrante también se beneficiará de los seis yacimientos de crudo descubiertos en aguas someras del Golfo de México que anunció Pemex en octubre pasado.

En estos yacimientos ubicados en los pozos Manik 101 y Mulach-1, en el sureste, los directivos esperan incorporar hasta 210,000 barriles diarios de aceite y 350 millones de pies cúbicos de gas a la producción de Pemex.

De acuerdo con Ramsés Pech, analista del sector energético, el anuncio que harán hoy las autoridades es bueno, pero es momento de entrar a los detalles.

“Lo que tenemos que saber ahora es cuánto dinero necesitará Pemex para poder hacer la extracción y en cuánto tiempo planean tener el primer barril”, dijo.