Carso-Pemex

13 de septiembre 2021 | 5:00 am

La fortaleza financiera de Grupo Carso soportará los retrasos que presenta Petróleos Mexicanos (Pemex) en los pagos a proveedores, y esa es la gran ventaja de la licitación que ganó GSM-Bronco, una subsidiaria del conglomerado de Carlos Slim.

Dicha compañía ganó la licitación que hizo Pemex de un contrato de más de 196 millones de dólares de “Trabajo llave en mano para perforar y terminar pozos de desarrollo para campos terrestres de PEP”, de acuerdo con un comunicado que la firma envió a la Bolsa Mexicana de Valores.

El anuncio se realizó luego de que en junio pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó que el empresario Carlos Slim asumirá el costo de la rehabilitación del tramo del viaducto elevado de la Línea 12 del Metro que colapsó el 3 de mayo del 2021.

Analistas del sector energético comentaron que entre el primer mandatario y el empresario existe una relación de apoyo que a ambos favorece.

Se eligió a Grupo Carso porque tiene apoyo financiero muy fuerte y en caso de que no le lleguen a pagar a tiempo puede aguantar meses. En cambio, otra empresa que no fuera tan grande, no estaría dispuesta a hacer eso

comentó Carlos Alberto Bautista Pérez, profesor de derecho energético de la Universidad La Salle.

Al final de cuentas es una relación simbiótica tanto para Grupo Carso como para Pemex, a los dos les va bien porque a Pemex le hace falta restructurarse para producir más y obtener más ganancias, indicó.

Para Arturo Carranza, analista del sector, la postura de Carlos Slim es muy moderada respecto a las políticas económicas del gobierno actual, lo que ha facilitado mucho que sus empresas incrementen la participación en los diferentes sectores y las inversiones públicas.

Libertad tarifaria a Telmex impulsa a AMX a su mejor nivel en Bolsa desde 2005

Por ejemplo, planteó el especialista, contratar a GSM-Bronco permitirá a Pemex avanzar en su meta de producción que para el 2022 es de 1.82 millones de barriles diarios y lograr un nivel de reservas probadas de 110%.

A GSM le va a servir este contrato para fortalecer su posición en la industria de los hidrocarburos. No solo para mejorar su flujo de efectivo, sino por el perfil de cara a una industria que poco a poco se está activando y donde Pemex está jugando un papel determinante en términos de oportunidades para las empresas

dijo el especialista.

Incumplimientos por carga de pasivos

La deuda de Pemex es de más de 115,000 millones de dólares, lo cual la limita para pagar a tiempo a sus proveedores; sin embargo, la empresa requiere modernizar su infraestructura que data de finales de los años 70.

El presidente José López Portillo endeudó al país para comprar equipo para Pemex. La mayor parte del equipo e instalaciones tienen más de 40 años y requieren modernizarse, comentó Bautista Pérez.

Sin embargo, generalmente Pemex pide a sus contratistas que terminen la obra y después les paga.

“Pero resulta que luego Pemex se tarda meses en pagar, o lo hace poco a poco y en algunos casos tiene deudas de más de un año”, recordó.

Si bien para Grupo Carso representa una jugada brillante, también representa riesgos porque no se sabe si a mediano o largo plazo, Pemex va a poder cumplir con sus obligaciones deuda, insistió.

Una relación añeja y de apoyo mutuo

Cuando Andrés Manuel López Obrador fue jefe de gobierno, del 5 de diciembre del 2000 al 29 de junio de 2005, tuvo el fideicomiso para el rescate del Centro Histórico, al que Carlos Slim realizó una importante participación.

“Desde Carlos Salinas de Gortari hasta AMLO, todos los presidentes se han llevado bien con Carlos Slim, porque lo pueden regular, pero no se pueden pelear con él porque es el hombre más rico del País y de América Latina”, señaló Bautista Pérez.

Te puede interesar: Pemex y CFE devorarán 53.6% de la inversión pública en 2022

El hecho de que Grupo Carso ya esté participando en los proyectos de Pemex le va a permitir afianzar una posición dentro de los planes de la petrolera y también le permitirá fortalecer su posición, de cara al incremento de capital que se espera en Pemex.

AMLO tiene empatía con el empresariado nacional 

Slim es un empresario nacional y eso toma mucha relevancia porque el presidente de México ha tratado de mantener una relación estrecha con personas de esta característica, dijo Carranza.

Comentó que en la relación AMLO- Slim, el magnate ha jugado una suerte de interlocutor y mediador entre el gobierno y el empresariado nacional en momentos críticos.

Ha tratado de mediar cuando alguna decisión del gobierno afecta los intereses del empresariado mexicano, Slim siempre ha procurado ver el lado bueno de las decisiones del gobierno y de transmitir un mensaje de aliento y comunión

Una cartera de negocios diversificada

Slim se ha diversificado mucho sus negocios después de la reforma de telecomunicaciones que abrió el mercado en el que durante décadas Telmex y Telcel fueron preponderantes.

Grupo Carso entró al negocio de la construcción a través de su empresa IDEAL y ahora tiene a GSM- Bronco especializada en la industria energética con tecnología moderna, donde el principal y casi único cliente sería Pemex.

Ahora Pemex se quiere modernizar a través de empresas contratistas y que mejor que una empresa de Carlos Slim, que tiene fortaleza financiera, que puede aguantar mucho tiempo para que le paguen y que ofrece tecnología moderna

concluyó Bautista Pérez, de la Universidad La Salle.