iphone 5G

13 de septiembre 2021 | 8:00 am

Apple está a punto de celebrar su evento de septiembre, en el que acostumbra presentar la nueva generación de iPhone, previo a la temporada de compras de fin de año.

De acuerdo con reportes, en el Apple Event —que se transmitirá el 14 de septiembre a las 12:00 p.m. (hora del centro de México)— se introducirán cuatro modelos de iPhone, Apple Watch con pantallas más grandes, así como renovados AirPods y MacBook Pro.

Sin embargo, es el smartphone insignia de Apple en el que se centran los reflectores.

El dispositivo que Steve Jobs mostró al mundo por primera vez en 2007, se convirtió rápidamente en la principal fuente de ingresos del gigante tecnológico.

Mientras en 2007 las ventas del iPhone representaron apenas el 2.6% de los ingresos de Apple, para 2012 ya significaban el 50.3%, de acuerdo con los reportes de cada año fiscal de la compañía, que abarcan las 52 a 53 semanas posteriores al último domingo de septiembre.

En 2015, el dispositivo tuvo su mayor participación dentro de las ventas de la empresa, con 66.3%, impulsada por el éxito del iPhone 6 que representó una gran actualización respecto a generaciones previas, con mejoras en la cámara, una pantalla más grande y la primera versión Plus.

A 2020, las ventas del iPhone significan el 50.2% de los ingresos de Apple.

Caída en ventas y diversificación

En los años fiscales de 2016 y 2017 vino una caída en las ventas netas del equipo, que repuntaron en el año fiscal de 2018 —reflejando la buena recepción del iPhone X— antes de retroceder de nueva cuenta en los dos años fiscales siguientes.

El descenso no fue exclusivo de la tecnológica, sino que ocurrió en el marco de una desaceleración global en el mercado de smartphones. 

De acuerdo con cifras de Statista, los envíos de teléfonos inteligentes a nivel mundial alcanzaron su máximo en 2016, con un 1,473 millones de unidades y desde entonces descendieron a 1,280 millones en 2020.

Sin embargo, los ingresos netos de Apple se han mantenido sólidos, mediante estrategias como el lanzamiento de versiones más accesibles, así como de un mayor precio en sus modelos de la gama más alta, como el iPhone 12 Pro Max.

La reducción en la participación del equipo dentro de los ingresos netos de la empresa también es producto de los esfuerzos de diversificación de Apple para reducir su dependencia del mismo.

En los últimos años, la firma ha impulsado las divisiones de servicios y accesorios, donde se incluyen productos como los audífonos Air Pods.

Para 2021, las predicciones de los analistas apuntan a un incremento de 36% en las ventas de iPhone, de acuerdo con The Wall Street Journal.