23 de noviembre 2021 | 5:00 am

ExxonMobil, el segundo importador de combustible en México, está dispuesto no solo a adaptarse a los cambios que realice el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el sector, sino también a cooperar para combatir el ‘huachicoleo’ de combustibles, dijo Fabio Radelli, director de combustibles la firma.

La lucha contra el huachicol es algo que tiene que hacer el gobierno (…) y lo que hagan ellos es algo que respetamos y que si podemos contribuir de alguna manera, lo haremos con mucho gusto

comentó Radelli, en entrevista con EL CEO.

ExxonMobil se viene adaptando a los cambios desde hace más de un siglo y tanto la transición energética como la reforma a la Ley de Hidrocarburos (que actualmente se encuentra suspendida) no será la excepción, aseguró Radelli.

“Nos hemos venido adaptando y evolucionando con las necesidades del mundo, de los consumidores y de los gobiernos. El cambio es algo a lo que estamos acostumbrados y que nos gusta y nos sentimos muy cómodos en seguirnos adaptando y en tratar de adelantarnos a lo que los consumidores y el mundo necesitan”,  declaró.

Puedes leer: Gasolineros nacionales e internacionales operan con irregularidades.- CRE 

La reforma energética permitió a ExxonMobil entrar al mercado mexicano para que los consumidores tengan una opción distinta a Pemex para comprar combustible. Y aunque la Ley de hidrocarburos cambiaría las reglas del mercado, la firma tiene confianza en el país, y proyectos de largo plazo.

Incluso, reiteró que si la ley evoluciona a través de la reforma a la Ley de hidrocarburos, ExxonMobil se adaptará y cumplirá con cualquier cambio.

Hasta ahora, Petróleos Mexicanos (Pemex) es el principal importador de combustible, con 76.96% de mercado mediante sus unidades de Importación y Refinería, con las que ingresa 858.58 miles de barriles diarios al país.

ExxonMobil, por su parte, ocupa la segunda posición, con 6.88 de la cuota de mercado al importar 76.72 miles de barriles diarios.

Gobierno va contra ‘huachicoleo’ fiscal

Una de las estrategias del gobierno para combatir el ‘huachicol’ fueron las medidas establecidas en la miscelánea fiscal del 2022.

Roberto Díaz de León, presidente de la Onexpo, explicó que la miscelánea fiscal estableció que si el control volumétrico de la gasolina reduce en 0.5% o más cuando llega a su destino final se origina un crédito fiscal y la posibilidad de prisión preventiva oficial.

Explicó que los combustibles tienen cierto volumen cuando salen de una región, pero cuando llegan a otra que es su destino final, pueden pesar menos, lo que se debe a que se evaporan de forma natural o sufren cambios bruscos de temperatura al trasladarse de lugares fríos a cálidos.

Sin embargo, las autoridades buscan evitar que esa justificación sea el pretexto para que parte del combustible que sale de algún lugar sea robado en el trayecto. 

Lee: Tardarían dos años en descongelar la nueva Ley de Hidrocarburos, van más de 7,000 amparos

Va por 530 estaciones de servicio de gasolina

El proyecto de negocio de la firma es de largo plazo, por lo que ampliará su red de distribución que hasta ahora abarca 20 estados de México.

“Tenemos más de 500 estaciones de servicio con la marca Mobil, son 515 y podría terminar el año con unas 530 con presencia en 20 estados de la República, algunas de ellas convertidas y otras nuevas”, adelantó el directivo.

Destacó que en los cuatro años de operación que Exxon tiene en México, ha logrado un crecimiento fuerte.

Entramos a México con una visión de muy largo plazo, así que este es el inicio de un recorrido muy largo. Tenemos más de un siglo de historia en México como ExxonMobil, y tenemos planes de seguir creciendo, afirmó Fabio Radelli.

ExxonMobil importa su propia molécula de sus refinerías en Estados Unidos a través de seis terminales operadas por terceros que están en Monterrey, San Luis Potosí, San José de Iturbide, Tula, Tlacomulco y la actividad marítima de Tuxpan.

Las estaciones donde se vende el combustible de ExxonMobil son de nueve distribuidores mexicanas y afiliados distintos a la empresa, quienes solicitan directamente a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) los permisos para operar estaciones de servicio.

Podría interesarte: Pemex va por los empresarios gasolineros que perdió