fbpx
bacalao

1 de diciembre 2019 | 5:00 am

El bacalao que se servirá como cena en Navidad y Año Nuevo podría ser todo menos este pescado.

En promedio el 31.5% del bacalao comercializado en pescaderías, restaurantes y supermercados en realidad es rayas, tiburón, mero, robalo, esmedregal, merluza y tilapia, de acuerdo a una investigación de la organización internacional Oceana.

La carne de estas especies se comercializa por debajo del precio del bacalao. Por ejemplo, el kilo del bacalao cuesta 220 pesos el kilo, mientras que la tilapia se vende a 85 y la raya en 80.

Es prácticamente imposible que el consumidor pueda diferenciar la carne de bacalao de cualquier otra especie porque está salada y el sabor se parece mucho, pero en lo que se pueden fijar es que contenga una etiqueta azul con un pez dibujado y con la leyenda Marine Stewardship Council que autentifique el producto

dijo Renata Terrazas, directora de campaña de trasparencia en Oceana.

La investigación arrojó que el mayor porcentaje de sustitución se dio en pescaderías con un 55% de las veces, en tanto en restaurantes fue de 40% y en supermercados el 4.5%.

I

Terrazas comentó que es más difícil detectar el bacalao cuando es servido en un restaurante porque no se tiene la certeza del origen de la materia prima.

“Es una omisión para las autoridades mexicanas que no esté regulado este tema, sumado al desconocimiento de los propios consumidores”, dijo.

Otro golpe al medio ambiente

La investigación también dio a conocer que algunos de las especies de tiburones que se venden son amenazadas, vulnerables y en peligro, de acuerdo a la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“No es que estén en peligro de extinción, pero están a un paso de considerárseles de esta forma. Tal es el caso del tiburón martillo o el de puntas negras”, comentó la directiva.

El bacalao es un pez que no se haya de manera natural en México, es por esto que se importa de otros mercados, como Noruega.

Sin embargo, expertos en el tema coincidieron en que existen otras opciones de consumo de pensado para estas épocas y que son de origen nacional.

Tal es el caso de la merluza que proviene del Golfo de California y puede ser consumido fresco o incluso el huachinango, que tiene un sinfín de preparaciones.