aslea starbucks coronavirus

20 de marzo 2020 | 5:00 am

A la controladora de restaurantes Alsea le llueve sobre mojado. Su acelerada expansión en el mundo está siendo a su vez su pecado y su mala fortuna. La magia que llegó a tener con los inversionistas se ha ido perdiendo y hoy enfrenta uno de los retos más importantes de su historia.

Con la propagación del coronavirus, con epicentro en Europa, la empresa mexicana de la familia Torrado se verá afectada, al concentrar el 38% de sus ventas totales en este continente, en especial de España, unos de los países más impactados por la pandemia fuera de Asia.

Hasta la tarde del 18 de marzo, el país ibérico era la cuarta nación que suma el mayor caso de contagios confirmados, con 17,963, de acuerdo a datos de la universidad Johns Hopkins.

En otros países europeos, donde también tiene presencia, el número es elevado. En Francia se registran 10,886; en Holanda 2,465; en Bélgica 1,795, Portugal suma 785 y Luxemburgo 335.

Ante la emergencia sanitaria, los gobiernos de estos países tomaron la decisión de cerrar todos los restaurantes, bares, cafeterías y centros de reunión para mitigar la propagación del virus.

Esto hizo que en las últimas semanas el precio de su acción disminuyera 54.6% y pasara de 38.7 pesos el lunes 9 de marzo a 17.6 pesos el  día 19 del mismo mes, según datos de La Bolsa Mexicana de Valores.

En estos países es donde está avanzando más rápido el número de contagios por coronavirus y las empresas, como Alsea, que tienen mayor exposición a el continente europeo son las que presentan un mayor riesgo para sus estados financieros

dijo Alik García, analista en Intercam Casa de Bolsa.

En septiembre de 2019, la historia era muy distinta porque la emisora barajeaba la posibilidad de una Oferta Pública de Venta (OPV) en el mercado accionario español a través de su filial Food Service Proyect, sin embargo, el movimiento no se concretó.

No se quedan de brazos cruzados

Ante el panorama nublado, la compañía tomará cartas en el asunto para minimizar el daño de la pandemia, informó en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Como parte de las medidas está el recorte de al menos 3,000 millones de pesos a sus inversiones de este año.

De este modo, el Capex para 2020 estará por debajo de los 2,000 millones de pesos, cuando pronosticaba ejercer entre 4,500 y 5,000 millones. Alsea dejará a un lado nuevas aperturas, remodelación y mantenimiento de unidades, así como proyectos de tecnología que no sean indispensables.

En sus 30 años de operaciones, Alsea ha visto muchas crisis financieras y económicas. Afortunadamente, nuestra empresa cuenta con la escala, las marcas, liquidez, flexibilidad operativa y, sobre todo, las personas con experiencia para superar este gran desafío. Con las acciones decisivas que estamos tomando hoy, estaremos listos para servir a todos nuestros clientes en todas nuestras geografías tan pronto como regrese la normalidad

Otras medidas son la reducción en el número de puestos en su centro corporativo, un programa para colaboradores dispuestos a tomarse una ausencia de 30 días sin goce de suelo y la reducción en las horas de trabajo y plantilla en línea con la demanda de los restaurantes. También contempla una “reducción drástica” para mercadotecnia y publicidad.

Por otro lado, enfrentará la devaluación del peso frente al dólar a través de una estrategia de precios, promoviendo productos de origen local.

Tenemos una liquidez significativa para mantenernos durante la segunda mitad de 2020 y pagar los intereses pendientes, incluso suponiendo que las operaciones en Europa permanezcan cerradas y que México siga con una operación disminuida. Cumplimos con nuestros covenants de deuda (bajo 4x deuda bruta / EBITDA)

Añadió que mantendrá su fondo de recompra de acciones dado el deprimido precio que presentan los títulos de la emisora, además de impulsar sus servicios de entregas de comidas.

Europa, importante en el ‘estómago’ de Alsea

Alsea suma en la región 1,398 unidades distribuidas bajo las marcas Burger King, con 60 restaurantes; Domino’s Pizza con 315; Starbucks con 473; Foster’s Hollywood con 233; Ginos y Vips con 131 y 107 locales, respectivamente, hasta diciembre de 2019, según su último reporte trimestral.

El cierre de sus unidades sí impacta en los resultados de la empresa tanto a nivel ventas como EBITDA, pues representa una parte significativa de ambos rubros. Esto podría impactar el nivel de apalancamiento (deuda) que tiene

comentó Verónica Uribe, analista en Grupo Financiero Monex.

En el comunicado, la controladora de restaurantes mencionó que apoya las medidas indicadas por los gobiernos europeos para ayudar al negocio de los restaurantes a superar la contingencia, incluidos los pagos de los salarios correspondientes de los empleados y los cargos de ciertos servicios públicos y rentas.

Por el momento, el gobierno mexicano no ha ordenado el cierre de establecimientos en el país, que es el principal mercado de la empresa.

Hasta la noche del 19 de marzo y al cierre de esta publicación se tenían 164 casos confirmados de personas con COVID-19.

Pierde su ‘receta secreta’

Alsea, que en México opera marcas como Starbucks, Domino’s y Vips, perdió la receta secreta que cautivó a los inversionistas mexicanos y extranjeros.

Tan solo en el último año, el precio de su acción se depreció casi 66% y cerró la jornada del jueves en 17.6 pesos por papel.

La caída se da por las dudas que despertó la adquisición de los restaurantes Vips en España, así como la licencia de Starbucks en el centro de Europa, por un monto aproximado de 14,095 millones de pesos entre ambas operaciones.

El movimiento disparó los niveles de apalancamiento o deuda que poseía la empresa e hizo levantar más de una ceja a analistas, quienes dudaron del éxito de sus operaciones en el viejo continente, al ser un mercado maduro en el tema de cafeterías y restaurantes.

Después, a inicios de 2020, llegó la exigencia del pago por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de 3,881 millones de pesos, correspondientes al pago de impuestos por supuestos ingresos tras la adquisición de Vips a manos de Walmart de México y Centroamérica en 2014.

La reacción en el mercado no se hizo esperar, pues sus títulos retrocedieron 6% al cierre del mercado del 17 de febrero, convirtiéndola en la emisora que más cayó ese día.

Europa le ‘hizo ojitos’ desde 2014

Alsea no es una novata en el mercado europeo. La emisora volteó a este continente desde 2014, atraída por la posibilidad de ampliar su geografía donde operaba.

Fue en este año cuando la empresa adquirió parte de Grupo Zena en España por 1,934 millones de pesos.

Con la compra subieron los niveles de deuda que poseía, pero en un periodo corto logró reducir su apalancamiento. Antes del movimiento, la compañía concentraba casi el total de su portafolio en México y en algunos países de Sudamérica.

Una de las oportunidades que vio Alsea en Europa fueron los altos niveles de ingreso que reportan sus habitantes, con países más estables en su economía, comparados con los de Latinoamérica. Ahora esta decisión, le pasará factura.