12 de diciembre 2018 | 3:05 pm

China planea reemplazar la política industrial actual con un nuevo programa que promete un mayor acceso a las empresas extranjeras, informó el Wall Street Journal este miércoles.

El plan “Made in China 2025”, del gobierno del presidente Xi Jinping, prioriza el dominio local en sectores industriales claves, desde robótica y aeroespacial hasta autos ecológicos, generando alarma en Occidente. La nueva propuesta haría menor el afán del país por dominar las manufacturas, con mayor apertura a que participen empresas extranjeras, según fuentes consultadas por el WSJ.

Las modificaciones podrían ayudar a relajar la tensión que se vive en la relación del país asiático con Estados Unidos.

La principal agencia de planificación de China y asesores de política están redactando de manera conjunta el texto.

El nuevo plan debe presentarse a comienzos del 2019, según el WSJ, cuando está previsto que Estados Unidos y China aceleren las negociaciones para un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial.

Los principales índices de Wall Street subieron más de 1% durante la jornada, ante el optimismo por un posible acuerdo comercial, y terminaron la sesión en terreno positivo.