7 de enero 2021 | 5:17 pm

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este jueves que acusó a Boeing de complot para cometer un fraude por no haber facilitado toda la información del proceso de aprobación del 737 MAX, su modelo que sufrió dos accidentes mortales.

Boeing no será obligado a declararse culpable de los cargos criminales, detalló el Departamento de Justicia.

El gigante aeronáutico aceptó pagar más de 2,500 millones de dólares para saldar las demandas, entre ellas una multa penal de 234 millones de dólares, 1,700 millones de dólares a sus clientes y 500 millones de dólares para un fondo destinado a indemnizar a los parientes de las víctimas de los accidentes de Lion Air en octubre de 2018 y de Ethiopian Airlines en marzo de 2019.

Los accidentes provocaron que los 737 MAX permanecieran en tierra durante 20 meses y apenas en noviembre volvieron a operar en vuelos comerciales, después de que Boeing realizó importantes ajustes en materia de seguridad.

Boeing logró un acuerdo de tres años con las autoridades estadounidenses y, al final de ese periodo, los cargos serán desechados, siempre que la empresa cumpla con lo acordado.

La empresa admitió en documentos presentados a la Corte que dos de sus pilotos mintieron a las autoridades de aviación acerca de un sistema de seguridad clave que estuvo ligado a ambos accidentes fatales.

Con información de AFP y Reuters