fbpx
consumo energético África

18 de noviembre 2019 | 5:00 am

El continente africano atravesará en las próximas décadas un proceso de urbanización más rápido que el que China experimentó en las décadas de 1990 y 2000, por lo que su capacidad de adoptar energías limpias será de gran importancia para que el planeta consiga sus metas de emisión hacia 2040, reveló la Agencia Internacional de Energía (IEA) en su reporte de Perspectivas Energéticas Mundiales 2019.

Hay que tomar en cuenta que la población africana es muy grande, sobre todo al sur del continente. Estas poblaciones se van incorporando cada vez más a modelos de mayor consumo y sus economías crecen. Esto provoca el consumo de mayor materia prima y de mayor electricidad. Es natural que una economía creciente aumente también sus emisiones contaminantes

Arturo Carranza, analista del sector energético

La IEA calcula que la población africana en 2040 será de alrededor de 2,100 millones de personas, es decir, un crecimiento de 810 millones, lo que lo colocaría por encima de China e India. El estudio advierte que el crecimiento, aunque menos enfocado a la infraestructura, también podría disparar la demanda de cemento y acero: dos industrias con altas demandas energéticas.

La sección del estudio llamada “El alza del consumidor africano” prevé que, dadas las políticas actuales, la demanda africana de petróleo crecerá más que la china, y la demanda de gas natural crecerá más que la India para 2040.

Carranza explicó que una de las razones de estos ‘booms’ es que las regiones africanas no han eficientado sus procesos de consumo y de generación eléctrica, además de que no siguen una legislación ambiental estricta.

El crecimiento de las energías renovables es la más grande incógnita del caso africano: el país con la mayor cantidad de recursos solares cuenta solamente con 5 GW de capacidad instalada, es decir, cerca del 1% del total mundial. La instalación de más paneles solares podría ayudar con la creciente demanda de aires acondicionados: de acuerdo con la IEA, el calentamiento global provocará que alrededor de 500 millones de personas más necesiten estos aparatos.

En este sentido, Fatih Birol, director ejecutivo de la IEA, se mostró confiado de que las políticas públicas de los países africanos y la demanda del mercado provocará una mayor adopción sobre todo de energía solar. “Creo que los desarrollos energéticos en África van a sorprender a muchos de los pesimistas”, dijo.

La agencia resaltó que mucha de la creciente demanda de gas estará impulsada por los recientes descubrimientos en el continente africano, pero recordó que la generación fotovoltaica todavía representa la fuente de energía más barata para llevar electricidad a los 600 millones de africanos que no tienen acceso a ella actualmente.

Miriam Grunstein, investigadora asociada al Centro México de Rice University, señaló que otro sector importante de crecimiento de consumo en África será el del transporte y dudó de la exactitud de las cifras de la IEA.

La Agencia Internacional de Energía tiene sus propios intereses, no es una ONG. Hay que leer que motivación tiene para leer este crecimiento de demanda en 2040, seguramente alguien está buscando exportar a África porque hay superávit de petróleo. Si la demanda se estanca no puede subir el precio, y Estados Unidos es uno de los países más importantes de la IEA y necesita repuntar el precio

Miriam Grunstein, Investigadora asociada al Centro México de Rice University