fbpx

7 de junio 2019 | 5:00 am

Los exabruptos de Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, le han costado caro a los mercados financieros de México, en particular al tipo de cambio.

Trump amenazó el 30 de mayo -vía Twitter- con imponer aranceles a todas las exportaciones mexicanas a partir del 10 junio, con una tasa de 5% hasta llegar a 25%, si el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, no detiene los flujos de migración de Centroamérica.

En cinco jornadas, desde el 31 de mayo, la moneda mexicana se ha depreciado 3.43%. El peso no se depreciaba tan rápido en cinco sesiones desde finales de octubre, cuando cedió 3.91%.

El jueves, el tipo de cambio spot cerró en 19.7480 pesos por dólar, de acuerdo con datos del Banco de México.  No obstante, tras el cierre oficial, Bloomberg reportó que el gobierno de Trump considera retrasar la imposición de los aranceles mientras continúan las platicas entre funcionarios de México y Estados Unidos.

Lo anterior consiguió que el tipo de cambio bajara hasta los 19.5864 pesos.

Desde el punto de vista técnico, la presión sobre el tipo de cambio apenas comienza.

La depreciación de la moneda mexicana puede continuar buscando una paridad en el corto plazo de 20.07 pesos por dólar

comentó Ezequiel Quiroz, analista de La Venta Advisors.

De cumplirse dicho objetivo, el castigo sobre la moneda mexicana cedería para después tomar impulso y buscar niveles de 21.85, 23.25 y 24.64 pesos por dólar.

Análisis técnico del peso frente al dólar de La Venta Advisors

El diario The Washington Post publicó que México aumentará “dramáticamente” sus esfuerzos para cumplir la ley de inmigración. Por lo que, en busca de evitar que Trump imponga aranceles, los funcionarios de México, encabezados por el canciller Marcelo Ebrard se comprometieron a desplegar hasta 6,000 soldados de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala.

Un funcionario mexicano y uno estadounidense dijeron que los países están negociando un amplio plan para revisar las normas de asilo en toda la región, una medida que requeriría que los centroamericanos buscaran refugio en el primer país extranjero que pisaron después de huir de su país de origen.

Mercado accionario lo resiente, pero en menor medida

En las últimas cinco jornadas, el S&P/BMV IPC, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, ha retrocedido 0.46% a 43,147.83 puntos.

La reacción del tipo de cambio incluye la actividad económica del país con todas sus variables. En cambio, en el mercado accionario hay que ver directamente por empresa qué proporciones de ventas provienen del mercado estadounidense

dijo Guillermo Delgado, director de Operaciones en Black Wallstreet Capital.

El l IPC ha estado bajo presión las últimas semanas. El índice marcó su peor rendimiento mensual en mayo desde noviembre del 2018, al bajar 4.08%. También tuvo su peor racha de caídas diarias desde 1982; entre abril y mayo de este año, retrocedió durante 13 sesiones al hilo, afectado también por el pago de dividendos de las empresas.

Si bien el mercado accionario no ha bajado con la misma intensidad que el peso, el factor de la deuda de las empresas hará presión.  “Las empresas con altos niveles de deuda en dólares empezarán a resentir los efectos cambiarios de los últimos días”, comentó Delgado.

Las calificadoras

El miércoles, la incertidumbre sobre México aumentó, después de que las agencias calificadoras Fitch Ratings y Moody’s hicieron modificaciones sobre la deuda mexicana.

Fitch Ratings recortó la calificación crediticia del país de ‘BBB+’ a ‘BBB’; y su perspectiva de ‘negativa’ a ‘estable’.

Moody’s solo cambió la perspectiva de calificación de ‘estable’ a ‘negativa’ y mantuvo la calificación en ‘A3’.

Mientras tanto, el riesgo país de México, medido a través de los Credit Default Swaps (CDS) a cinco años subió 8.18 puntos base solo en un día a un máximo desde febrero, luego de la amenaza del presidente estadounidense. El CDS es un instrumento que tiene como objetivo asegurar el pago de un bono emitido por empresas o un estado.