fbpx

1 de mayo 2019 | 5:00 am

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dará a conocer su decisión de política monetaria este miércoles y, aunque el mercado tiene descartado cualquier incremento, el temor de un movimiento alcista en lo que resta del año ha tomado fuerza.

El 97.5% de los analistas consultados por la herramienta CME Fedwatch espera que la Fed mantenga sin cambios su tasa de interés. Incluso, para mediados de diciembre, los analistas estiman que el banco central puede recortar su tasa.

La última vez que la Fed disminuyó su tasa fue el 16 de diciembre de 2008, cuando la bajó a un rango de 0 a 0.25%, desde 1%.

El tono del comunicado y lo que diga Jerome Powell, presidente del banco central, en conferencia de prensa, ayudará a visualizar mejor cuál es el camino que tomará los próximos meses.

Un cambio en el tono de la Fed, por algo menos laxo y más restrictivo puede ocasionar presión sobre el mercado accionario, que registró alzas de doble dígito los primeros cuatro meses del año.

Previo a la decisión de la Fed surgen dos temas: el crecimiento del PIB estadounidense y el precio del petróleo.

Las primeras cifras arrojan que la economía estadounidense se expandió 3.2% en los tres primeros meses del año. Si bien el dato fue lo suficientemente fuerte para dejar a un lado el temor de una desaceleración económica, ahora surge un nuevo tema: la presión inflacionaria.

En lo que va del año, el precio del crudo referencial WTI ha subido 40.61%; su precio pasó de 45.41 a 63.85 dólares por barril

El alza del petróleo le pega al precio de los combustibles y puede hacer que la inflación llegue al objetivo de 2% y con eso pudiera generar que la Fed se vea obligada a subir las tasas hacia adelante

dijo Guillermo Delgado, director de Operaciones en Black Wallstreet Capital.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha pedido a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentar su producción y así reducir los precios del combustible.

En este contexto, este martes Khalid Al-Falih, ministro saudita de Energía, rechazó el llamado del presidente Trump diciendo que Arabia Saudita y sus socios siguen enfocados en reducir inventarios. De acuerdo con estimaciones del FMI, el país del Golfo Pérsico necesita que el crudo ronde los 85 dólares por barril para equilibrar sus finanzas.

Así, mayo empezará con la reunión de la Fed, un día después, el Banco de Inglaterra hará lo propio y el 16 de mayo, Banco de México dictará su decisión.

Los halcones y palomas de Banco de México en la era de Andrés Manuel López Obrador