Pemex mantiene una alta dependencia a sus exportaciones.

13 de julio 2020 | 2:30 pm

Los precios del petróleo caen este lunes ante un disparo de contagios de COVID-19 a escala mundial y un alza de infecciones durante el fin de semana en Estados Unidos, mientras los operadores esperan una reunión técnica de la OPEP.

A las 2:05 p.m. (horario de Ciudad de México), el contrato de agosto del WTI pierde 1.38%, a 39.99 dólares por barril, y el crudo Brent del mar del Norte baja 1.36%, a 42.65 dólares, de acuerdo con datos de Bloomberg.

La semana pasada, los petroprecios avanzaron más de 2%, impulsados por la reducción de las plataformas de petróleo y gas natural operadas por empresas en Estados Unidos por décima semana consecutiva y un avance de los mercados financieros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó el domingo un aumento récord diario en los casos de coronavirus a nivel global, con un alza total de más de 230,000.

En Estados Unidos, las infecciones se dispararon durante el fin de semana. Florida reportó un incremento de más de 15,000 nuevos casos en 24 horas, un récord para cualquier estado desde que comenzó la pandemia.

Hasta hoy, el número de casos en el país norteamericano asciende a 3.3 millones, con un saldo de más de 135,000 muertes, de acuerdo con cifras de la Universidad Johns Hopkins.

“La presión sobre los precios está estancada en un patrón continuo y seguirá así hasta que se controle la pandemia de coronavirus. Hasta entonces seguirá habiendo una falta de convicción en su potencial alcista”, dijo Stephen Brennock, de la correduría PVM.

Los operadores petroleros también están atentos al encuentro del Comité de Seguimiento Ministerial Conjunto (JMMC, por sus siglas en inglés) de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el martes y miércoles, donde se espera que recomienden los niveles de los futuros recortes de suministro.

En los últimos meses, los precios del crudo se han recuperado desde sus niveles de abril, cuando el WTI cayó en territorio negativo por primera vez, gracias a que la OPEP y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, redujo la producción en 9.7 millones de barriles diarios.

Rusia, uno de los principales productores del mundo, puede recomendar reducir los recortes, a medida que la demanda se recupera por la reapertura de las economías.

Los precios del crudo también reaccionan luego de que Libia exportó su primer cargamento de petróleo en seis meses, lo que amenaza con impulsar los suministros mundiales.

Con información de Reuters