Petróleo

9 de julio 2020 | 2:15 pm

Los precios del petróleo se desploman este jueves, ante los temores sobre medidas más estrictas para detener la propagación de la pandemia de COVID-19.

A las 2:00 p.m. (horario de Ciudad de México), el WTI para entrega en agosto pierde 3.55%, a 39.45 dólares por barril, y el crudo Brent del mar del Norte baja 2.43%, a 43.24 dólares, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Ante un alza en los casos de coronavirus a escala mundial, aumentan las posibilidades de que los gobiernos implementen nuevas medidas de aislamiento, lo que puede afectar en la demanda de combustible, que ya se ha recuperado desde sus niveles de abril.

“El apoyo (a los precios en el mercado) desaparecerá después de esta semana porque los casos de coronavirus están aumentando en muchos estados de Estados Unidos”, dijo Tamas Varga, analista de PVM Oil Associates, y añadió que era probable una caída del crudo.

Al menos 42 de los 50 estados de EU han visto un aumento de contagios en los últimos días, de acuerdo con un análisis de Reuters. 

El miércoles, California y Texas, dos de los mayores consumidores de combustible, registraron sus mayores aumentos de casos y muertes en un día desde que inició la pandemia, mientras que en todo el país los contagios superaron 3 millones desde que se detectó el primero en febrero, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

Previamente en la semana, las autoridades australianas decidieron reimponer la cuarentena en Melbourne, mientras que Irán reportó el día con la mayor cantidad de decesos hasta ahora.

El repunte de contagios contrarrestó datos que mostraron una recuperación de la demanda de gasolina, sobre todo en la Costa Este, donde los casos de COVID-19 se mantienen en niveles bajos.

Las existencias de gasolina bajaron en 4.8 millones de barriles en la semana terminada el 3 de julio, mientras que la demanda escaló a 8.8 millones de barriles diarios, reportó la Administración de Información de Energía (EIA).

El mercado también parece aguardar lo que ocurra en la reunión del panel de supervisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, agendada para el 15 de julio.

El grupo conocido como OPEP+ puede decidir reducir o extender su recorte récord de 9.7 millones de barriles por día a partir de agosto.

Miembros como Irak y Nigeria, que no han cumplido con los recortes establecidos, han sido presionados por el grupo para mejorar sus cuotas; mientras Angola acordó prolongar los recortes hasta septiembre para compensar el exceso de producción de los últimos meses, según fuente de la OPEP.

En tanto, la refinería Sarir en Libia reanudó la producción, situación que amenaza con impulsar los suministros mundiales.

Con información de Reuters