petróleo

7 de enero 2021 | 2:31 pm

Advertisement

Los precios del petróleo hilaron tres días con ganancias este jueves, ya que los mercados siguieron centrados en la promesa de Arabia Saudita de profundizar sus recortes de producción y en la fortaleza de las acciones.

El contrato de febrero del WTI de Estados Unidos avanzó 0.3%, a 50.83 dólares por barril, y el Brent del Mar del Norte ganó 0.2%, a 54.38 dólares, de acuerdo con MarketWatch.

Los valores del petróleo han sido apoyados esta semana por una promesa de Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo del mundo, de recortar la producción en un millón de barriles diarios adicionales en febrero y marzo.

Para el próximo mes, este mercado alcista podría restablecerse en niveles más altos principalmente por el beneficio inesperado del recorte voluntario de la producción de Arabia Saudita de un millón de barriles diarios

dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates

Los analistas de UBS elevaron su pronóstico para el Brent a 60 dólares por barril a mediados de año, citando la decisión de la producción saudí.

“Arabia Saudita (…) conoce íntimamente la relación entre el precio del petróleo y los niveles de inventario mundial. Menores inventarios equivalen a mayores precios”, subrayó el analista jefe de materias primas de SEB, Bjarne Schieldrop.

Las acciones globales subieron porque los inversionistas creen que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, tendrá la capacidad de gastar libremente tras las victorias de dos candidatos demócratas en el estado Georgia, que les dieron el control de ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos.

Los legisladores estadounidenses certificaron la victoria de Biden en las elecciones de noviembre del año pasado luego de que seguidores de Donald Trump causaron disturbios en el Capitolio durante la tarde del miércoles.

Un dólar más bajo, que abarata el petróleo porque la materia prima se comercializa principalmente en esa moneda, también ha respaldado el rally de los precios, señalaron analistas.

Las existencias de crudo en Estados Unidos cayeron en la última semana, mientras que las de destilados y gasolina subieron, informó el miércoles la Administración de Información de Energía (EIA).

La caída de los inventarios es un hecho típico de fin de año, ya que las empresas de energía sacan el petróleo del almacenamiento para evitar impuestos.

Con información de Reuters