actividades extractivas

20 de noviembre 2020 | 2:27 pm

Los precios del petróleo subieron este viernes y anotaron su tercer avance semanal consecutivo, alentados por los exitosos resultados de ensayos de vacunas contra el COVID-19.

El contrato de diciembre del WTI de Estados Unidos -que expiró hoy- avanzó 0.98%, a 42.15 dólares por barril, y el Brent del Mar del Norte para entrega en enero ganó 1.72%, a 44.96 dólares, de acuerdo con MarketWatch.

Los dos referenciales acumularon un alza superior a 5% en el transcurso de la semana.

Las preocupaciones sobre la demanda, que han estado pesando sobre los precios desde la primavera, ahora están cediendo ante la expectativa de una recuperación de la economía, gracias en parte a un despliegue inminente de vacunas

dijo Commerzbank

La alianza Pfizer-BioNTech dijo el miércoles que su potencial vacuna contra el COVID-19 mostró una efectividad de 95%, según los resultados finales de un ensayo clínico a gran escala, y este viernes presentó una solicitud de aprobación de emergencia ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

A inicios de la semana, la farmacéutica Moderna reveló que su vacuna tuvo una efectividad de 94.5% en una prueba clínica de etapa avanzada, en momentos en que se observa un repunte de contagios en todo el mundo.

A escala mundial, el número de infecciones por coronavirus superó 57 millones, con un saldo mayor a 1.3 millones de muertes, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Los precios también hallaron impulso en los buenos prospectos de una postergación de los planes de seguir moderando el recorte de producción de crudo bajo el acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados. 

La decisión del grupo conocido como OPEP+, en concreto, limitaría los nuevos suministros que llegarán al mercado en enero, evitando una mayor acumulación de inventarios.

La OPEP+, que integra aliados externos como Rusia y Kazajistán, se reunirá el 30 de noviembre y 1 diciembre para revisar su acuerdo de recortes de suministros, actualmente de 7.7 millones de barriles por día.

Sin embargo, los temores sobre un exceso de oferta en el mercado crecen a medida que Libia incrementa sus niveles de producción, que llegaron a 1.2 millones de barriles diarios.

Con información de Reuters