20 de noviembre 2020 | 2:16 pm

Los países ricos reiteraron este viernes su rechazo a una propuesta que busca no aplicar las normas de propiedad intelectual a los medicamentos contra el COVID-19, dijeron tres fuentes.

Su postura se da a pesar del escrutinio de que realicen una excepción para mejorar el acceso de los países pobres a las medicinas.

Los partidarios de la exención dicen que las normas de propiedad intelectual (PI) existentes crean barreras al acceso a medicinas y vacunas a precios económicos y quieren que las restricciones se flexibilicen, tal como se hizo con el sida.

Pero la oposición de la Unión Europea, Estados Unidos y otros países ricos dijeron que la propuesta que será presentada el próximo mes ante el Consejo General de la Organización Mundial de Comercio (OMC) posiblemente fracasará.

Si los países ricos prefieren las ganancias a la vida, lo matarán atándolo a tecnicismos

dijo un delegado que apoyó la moción y que asistió a la reunión a puertas cerradas

La OMC, de 164 miembros, generalmente tiene que llegar a un acuerdo por consenso a menos que los países acuerden proceder a una votación, lo que es excepcional.

Una segunda fuente dijo que los países en desarrollo negaron que los derechos de propiedad intelectual estuvieran creando barreras y agregaron que su suspensión “no solo es innecesaria, sino que también socavaría los esfuerzos de colaboración para combatir la pandemia que ya están en marcha”.

Las misiones diplomáticas de Estados Unidos y la Unión Europea en Ginebra no ofrecieron comentarios de inmediato.

La propuesta fue planteada inicialmente por India y Sudáfrica en octubre. Desde entonces, China, que tiene cinco candidatas a la vacuna COVID-19 en ensayos de última etapa, ha expresado su apoyo, al igual que decenas de otros miembros de la OMC, en su mayoría de países en desarrollo.

La Organización Mundial de la Salud dice que apoya la idea de abordar las barreras al acceso a los medicamentos contra el COVID-19, al igual que Ngozi Okonjo-Iweala de Nigeria, escogida por un panel como la próxima directora general de la OMC.

Los grupos de intereses también han redoblado su actividad afuera del organismo mundial de comercio.

Esta semana, más de 100 organizaciones de la sociedad civil escribieron a los legisladores de la Unión Europea instándoles a respaldar la exención.

El director legal y de políticas de la organización benéfica francesa Médicos Sin Fronteras, Yuanquiong Hu, dijo que los recientes datos positivos de los ensayos de la vacuna contra el COVID-19 realizados por empresas farmacéuticas estadounidenses aumentaron la urgencia de la propuesta de exención.

Hay un modelo jerárquico y a los países más pobres se les pide que se lleven las sobras

afirmó Hu