Demanda de petróleo

13 de enero 2021 | 2:51 pm

Los precios del petróleo bajaron este miércoles, en medio de renovadas preocupaciones por un alza de casos de COVID-19 y pese a datos que mostraron una caída mayor a la esperada en los inventarios de crudo de Estados Unidos.

El WTI de Estados Unidos para entrega en febrero cedió 0.6%, a 52.91 dólares por barril, y el contrato de marzo del Brent perdió 0.9%, a 56.06 dólares, de acuerdo con MarketWatch.

Previamente en la sesión, ambos contratos tocaron sus niveles más altos desde febrero del año pasado y acumulaban avances en las seis jornadas previas, la racha alcista más larga desde mayo.

El próximo objetivo para los precios del Brent es cotizar por encima de los 60 dólares, un nivel no visto desde finales de enero de 2020. Goldman Sachs estima que alcanzará 65 dólares a mediados de año.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron en 3.2 millones de barriles la semana pasada, a 482.2 millones, mostraron datos de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) publicados este miércoles.

Eso fue una caída mayor que las expectativas de analistas de un descenso de 2.3 millones de barriles.

Las existencias de crudo en el centro de entrega del WTI en Cushing, Oklahoma, cayeron en dos millones de barriles, según las cifras de la EIA. Los inventarios de gasolina aumentaron en 4.8 millones de barriles, frente a los pronósticos de una subida de 2.7 millones.

Un fortalecimiento del dólar ante una caída del retorno de las notas a 10 años también pesó sobre los petroprecios. Un dólar más fuerte reduce el atractivo de materias primas que cotizan en la divisa, como el petróleo.

Arabia Saudita redujo los suministros de crudo para carga en febrero a al menos tres compradores asiáticos mientras cumple con los requisitos de al menos otros cuatro, de acuerdo con varias fuentes comerciales y de refinerías.

Esto se produce después de que prometió recortes voluntarios adicionales de producción de un millón de barriles por día entre febrero y marzo, como parte de un acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+.

La mayoría de los productores de la OPEP+ mantendrán la producción estable frente a los nuevos confinamientos inducidos por el coronavirus. 

Pero el aumento del número de muertes por la enfermedad en Europa y Estados Unidos y las nuevas medidas de confinamiento para frenar su propagación en otros lugares limitan el avance de los petroprecios.

China registró la mayor alza diaria de casos de COVID-19 en más de cinco meses, a pesar de que cuatro ciudades están confinadas.

Con información de Reuters