13 de enero 2021 | 3:15 pm

Nota del editor: esta nota se publicó a las 9:00 a.m. y se actualiza con postura de AHMSA

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este miércoles que Altos Hornos de México (AHMSA) se comprometió a devolver los 200 millones de dólares que Petróleos Mexicanos (Pemex) pagó por la planta de Agro Nitrogenados. 

Ayer recibí una carta del empresario principal, ahora falta que la Fiscalía General de la República resuelva si es conveniente llegar a este acuerdo y a esta reparación del daño, si es legal, si está permitido

dijo el presidente durante su conferencia

Los pagos serían por 50 millones de dólares al año a partir de este año, para concluir en 2024, dijo el presidente.

López Obrador afirmó que esos recursos irían al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado y de ahí “ya veríamos en qué lo ocupamos”.

Horas después, AHMSA confirmó que pagará los 200 millones de dólares en el plazo propuesto por el presidente.

Altos Hornos de México S.A.B. de C.V. informa que acordó pagar en un plazo de cuatro años la cantidad de 200 millones de dólares que el Gobierno Federal demanda por la operación de compraventa del complejo petroquímico Agro Nitrogenados, lo que se está implementando ante las autoridades correspondientes

dijo la firma en un comunicado

A mediados de diciembre, la firma inició un proceso de reestructuración. La nueva administración de la acerera, que nació de la venta del 55% de la firma a Alianza Minero Metalúrgica Internacional (AMMI), tiene como objetivo la estabilización de la empresa y el pago al gobierno por la venta a sobreprecio a Pemex de la planta de Agro Nitrogenados, así como a sus proveedores.

En 2014 se realizó un contrato de compraventa entre Pemex y AHMSA por la planta de Agro Nitrogenados, por 275 millones de dólares.

La factoría de fertilizantes resultó obsoleta y con un sobreprecio de más de 90 mdd, de acuerdo a una investigación de Quinto Elemento Lab. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador condicionó a la compañía la entrega de futuras concesiones con la devolución de 200 mdd, debido al daño patrimonial al Estado mexicano.