Stablecoin MMXN

18 de junio 2021 | 4:03 pm

Una de las mayores apuestas de la primera stablecoin vinculada al peso mexicano, MMXN, es que cualquier usuario pueda enviar remesas familiares. Sin embargo, el proceso para convertirse en un método de transacción oficial podría tardar años y verse opacado por las monedas digitales que lancen diferentes bancos centrales. 

Es un proceso que puede demorar mucho tiempo a pesar de que el mundo está cada vez más digitalizado

comentó James Salazar, subdirector de análisis económico de CI Banco

Mencionó que el uso de MMXN puede facilitar el envío de remesas porque se realizaría sin necesidad de ir a un centro de transferencias, aunque la empresa deberá contar con las reservas en pesos suficientes para cubrir el monto de las transacciones.

Los directivos de Moneta, su desarrollador, detallaron que el activo lanzado a través de la plataforma Mexo promete paridad uno a uno con el peso y estará enfocado, de inicio, a la compra y venta de criptomonedas, con un monto inicial mínimo de 1,000 pesos. 

México fue el tercer país que recibió la mayor cantidad de remesas en 2020, con un monto que ascendió a 43,000 millones de dólares, equivalente a casi 800,000 millones de pesos, tan solo por debajo de India y China.

Durante el primer cuatrimestre de este año, las remesas familiares que se reportaron en el país fueron por 14,663.1 millones de dólares, lo que significó un aumento anual de 19.1%, y el crecimiento más alto para un periodo similar desde 2006.

También lee: Remesas familiares superan IED del primer trimestre

Debido a que MMXN aún no es aceptado por instituciones financieras, los mexicanos tendrían que acudir directamente a las instalaciones de Moneta para recibir el monto equivalente en pesos, lo que se dificultará si la compañía no cuenta con las reservas suficientes para entregar el dinero.

Monedas digitales, el futuro pese a cautela de Banxico

Los bancos centrales de China, Estados Unidos y la Unión Europea evalúan la emisión de sus propias monedas digitales, con el objetivo de disminuir el uso de dinero físico para realizar transacciones, situación que también afectará los planes de las empresas que desarrollan stablecoin.

Es muy probable que estas monedas digitales vayan a desplazar por completo la aspiración que tengan las criptomonedas, incluyendo las stablecoin. Ellos quieren convertirse en un medio de pago generalizado, pero cuando salgan los bancos centrales con sus propias monedas digitales difícilmente pasará

explicó Salazar

Banco de México (Banxico) no ha dado prioridad a la creación de un peso digital, pues sus esfuerzos se han centrado en proyectos como CoDi y el Sistema de Pago Electrónico (SPEI) para reducir el número de transferencias en efectivo, escenario que podría cambiar con una mayor aceptación de otros bancos centrales.

El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, señaló que se debe mantener una sana distancia entre la amplia gama de criptoactivos que existen actualmente y del sistema financiero.

“Los criptoactivos deben permanecer en su territorio y espacio, tenemos que ser cuidadosos de esa sana distancia para evitar confusiones de cara al consumidor”, mencionó al presentar el reporte de estabilidad financiera. 

Díaz de León aseguró que las instituciones financieras no tienen permitido financiar posiciones apalancadas en criptomonedas, ni tampoco recibirlas como colateral o inclusive, ofrecer de manera directa a las personas un portafolio integrado por monedas digitales.

En general, indicó que en todos los bancos centrales se está haciendo una reflexión profunda de cómo proveer de la mejor manera posible estos activos o inclusive las llamadas monedas digitales provistas por los bancos centrales.

Menor volatilidad, pero más exposición al dólar

Una de las ventajas de MMXN es que está ligada a un subyacente como el peso y no al desempeño de las criptomonedas en el mercado, aunque esto también implica riesgos por su mayor exposición al dólar.

Alguien que invierta en una stablecoin ligada con la moneda mexicana debe considerar que puede tener en contra o a favor el dólar. (Los inversionistas) tienen que verlo más como un medio de cambio, no como un medio de inversión

comentó Édgar Arenas, gerente de inversiones y autor del libro “Invirtiendo y entendiendo”

Las stablecoin no sufren la misma volatilidad que otras monedas digitales, lo que las convierte en un medio potencial de intercambio y almacenamiento de valor relativamente más fuerte.

“Por lo general, se conciben como una forma de criptomoneda, pero con mecanismos para mantener sus precios más estables en relación con un activo como monedas fiduciarias, materias primas u otras criptomonedas”, de acuerdo con un reporte del Fondo Monetario Internacional.

Más del 90% de las stablecoin ligadas a monedas fiduciarias tienen paridad con el dólar. Entre estos activos destacan Tether y USD Coin.