Bolsa Mexicana de Valores

10 de diciembre 2018 | 5:00 am

El 2018 no fue un buen año para el mercado accionario mexicano. El S&P/BMV IPC, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se encamina a cerrar con el peor comportamiento anual desde el 2008 y además, sin haber alcanzado un nivel récord.

En 2016, el índice logró 12 récords y en 2017 marcó 19 máximos históricos. Hasta ahora, el mayor nivel que el IPC ha alcanzado es de 51,713.38 unidades, el cual tocó el 25 de julio del 2017.

La falta de máximos históricos es solo uno de los factores que pesan sobre el IPC. Hasta el cierre del viernes, el índice presentaba una caída de 15% en el año; de cerrar con este retroceso habrá marcado su peor desempeño anual desde el 2008, cuando explotó la crisis financiera mundial con la quiebra de Lehman Brothers.

El mercado (mexicano) espera señales que den confianza”, dijo Octavio Rojas, asesor en inversiones independientes en ImLions.

En las últimas semanas prevalecieron señales que alimentaron la incertidumbre. La intención del gobierno de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, e iniciativas de ley a sectores bancarios y mineros inclinaron al IPC a un mínimo de 39,400 unidades.

Las complicaciones en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la aversión al riesgo de los inversionistas  terminaron por empeorar el panorama.

“A tres semanas de que acabe el año, aunque existe la posibilidad de un mini rally navideño, es casi imposible que el IPC recupere lo perdido en el año”, comentó Rojas.

Históricamente, diciembre suele ser un mes positivo para el mercado accionario mexicano. Desde 1987, en promedio, el IPC tiende a subir 3.09% en este último mes del calendario.

“Espero que empiece un período de lateralidad, donde los participantes reacomoden sus posiciones con miras al próximo año”, dijo Eugenio Gallegos, analista financiero y bursátil independiente.

Otros analistas son más cautelosos sobre el panorama que tiene el índice para las últimas semanas del año. Javier Ramírez de Aguilar, inversionista independiente, dijo que cuestiones internas del nuevo gobierno y factores externos pueden complicar el famoso rally navideño.

A temas como la entrega del Paquete Económico del 2019 y lo que pase con la recompra de bonos del NAIM, se suman otros eventos que pueden presionar o impulsar al mercado mexicano.

“La decisión sobre la política monetaria, los datos de inflación, la previsión del PIB anual, las tasas de desempleo y el riesgo país, son eventos e indicadores que pueden tener injerencia en el mercado accionario de corto plazo”, comentó Adrián Bermudez, inversionista independiente.

Y además, las pérdidas en el IPC se acelerarán si rompe el piso de los 38,000 puntos