fbpx
Cambios Afores

4 de diciembre 2019 | 5:00 am

El sistema de Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) se encuentra a menos de 10 días de tener un cambio sustancial: la llegada de los fondos generacionales.

Las Sociedades de Inversión de Fondos para el Retiro, mejor conocidas como Siefores, migrarán a este nuevo esquema para convertirse en Fondos Generacionales (o Target Date Funds, en inglés) o Siefores generacionales.

Las Siefores son fondos de inversión donde se depositan las contribuciones -tanto obligatorias como voluntarias- de los trabajadores a lo largo de su vida laboral. La contribución de los ingresos del trabajador que se destina a su Afore es de 6.5%, del cual el patrón contribuye con 5.150%, el gobierno con 0.225%, y el empleado, 1.125%.

La reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), que fue aprobada por la Cámara de Diputados y Senadores, dará claridad para trazar estrategias de inversión de largo plazo que terminen por repercutir, de manera positiva, en los rendimientos de los fondos generacionales de los aforados.

Hasta el momento, hay cinco fondos donde se asignan los recursos de los trabajadores de acuerdo a su edad. Cada que una persona cumple cierta edad las Afores venden las posiciones del fondo en el que está para comprar el siguiente portafolio.

La volatilidad y la incertidumbre de los mercados se han acentuado los últimos años, como por eventos como la salida del Reino Unido de la Unión Europea hasta por la guerra comercial que ha declarado Estados Unidos con diversos países y regiones.

Cuando se vende un fondo y se compra el otro se hace a precios del mercado y puede no ser el momento oportuno. Además, hay inversiones que necesitan más de 15 años para madurar

Juan Verón, director de inversiones para Principal México, durante el seminario ‘Fondos generacionales’.

Una de esas inversiones de largo plazo son los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) que fueron creados para financiar proyectos de infraestructura, minería, inmobiliarios, entre otros. Los rendimientos otorgados son producto del usufructo y beneficios de cada proyecto, por que pueden demorar décadas.

A partir del 13 de diciembre, el número de Siefores aumentará de cinco a 10, los recursos de cada trabajador serán asignados de acuerdo a su fecha de nacimiento y se mantendrá el fondo generacional durante toda la vida laboral de la persona, sin la necesidad de comprar y vender cada determinado tiempo.

Además, “el cambio en régimen de inversión dará oportunidad de tener rangos más amplios de inversión en algunos instrumentos financieros permitidos por el regulador”, comentó Afore Sura, vía correo electrónico

Con estos cambios, las Afores podrán trazar un plan de inversión de largo plazo, la estrategia de inversión se adaptará al ciclo económico y se ajustarán las posiciones, dijo Verón.

De acuerdo con estimaciones de Principal, con la implementación de los fondos generacionales, la tasa de reemplazo promedio en México aumentará 500 puntos base, al pasar de un promedio de 26.7 (actual) a 31.7%.

La tasa de reemplazo es la parte proporcional de su último sueldo que recibirá el trabajador como pensión. Pese a la llegada de los fondos generacionales, el dato se encuentra muy por debajo de lo que Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indica como adecuada, esto es, 70%.

La llegada de los fondos generacionales es solo una evolución de las Siefores, al igual que la flexibilización del régimen de inversión. Ambas son medidas necesarias, pero no son las que van a generar que las pensiones mejoren. La única medida es aumentar la cuota obligatoria porque la actual es de las más bajas en el mundo

Jorge Sánchez Tello, director del programa de investigación aplicada de la Fundación de Estudios Financieros.

La contribución obligatoria es de 6.5% y se tendría que ampliar a 15%, de acuerdo con Sánchez Tello, ya que de no hacerlo se va a condenar a muchas generaciones a percibir pensiones pobres.