5 de abril 2021 | 1:34 pm

Nota del editor: Este artículo es meramente informativo y no representa ninguna recomendación de inversión por parte de EL CEO.

Por Haris Anwar

Las últimas semanas han sido emocionantes para los inversionistas de Microsoft (NASDAQ:MSFT). El gigante tecnológico mundial ha estado muy ocupado utilizando su enorme montón de efectivo para posicionarse para el crecimiento futuro, en un momento en que el repunte de las acciones tecnológicas impulsado por la pandemia está mostrando signos de tocar techo.

Los últimos movimientos del gigante del software con sede en Redmond, Washington, demuestran que la compañía es una opción ideal para los inversores a largo plazo que buscan tanto el crecimiento de capital como un creciente flujo de ingresos procedente del dividendo de la compañía, que actualmente asciende a 0.95%.

Tras comprar la empresa matriz del popular editor de videojuegos Bethesda Softworks a principios de este año, Microsoft está en conversaciones exclusivas para adquirir la plataforma de mensajería Discord por 10,000 millones de dólares o más.

La compra de la startup de seis años ayudará a Microsoft a impulsar su negocio de videojuegos, que incluye la exitosa plataforma Xbox y su huella en las redes sociales. De concluirse con éxito, la compra de Discord sería la mayor adquisición de Microsoft desde su compra de LinkedIn (NYSE:LNKD) por 26,600 millones de dólares en 2016.

Con esta actividad de adquisición, la compañía también está ampliando su papel como un importante proveedor gubernamental. La compañía dijo a los inversionistas en una entrada de su blog el miércoles que fabricará auriculares de realidad aumentada personalizados para el Ejército de Estados Unidos en una transacción por valor de hasta 22,000 millones de dólares.

Los dispositivos se basarán en los auriculares HoloLens de Microsoft que debutaron en 2016. Más de 120,000 unidades del equipo personalizado se entregarán durante un periodo de 10 años, respaldados por el servicio de computación en la nube Azure de Microsoft.

(Foto: Cortesía Microsoft)

El ‘Netflix (NASDAQ:NFLX) de los videojuegos’

Como resultado de los movimientos orientados al crecimiento de Microsoft, los analistas pronostican más ganancias del precio de sus acciones tras la subida de más del 35% de 2020.

Los 23 analistas que cubren Microsoft asignan una calificación de compra a sus acciones, según Tipranks. Su objetivo de precio para un año es de 279 dólares, una subida del 15% con respecto a su precio de cierre del jueves de 242.35 dólares.

En una nota a los inversionistas la semana pasada, Morgan Stanley (NYSE:MS) asignaba una calificación de “sobreponderación” a Microsoft, con un objetivo de precio de 290 dólares por acción.

Según la nota, el reciente impulso de Microsoft para fortalecer su comunidad y sus carteras de contenido posicionan a la compañía para permitirle hacerse con una parte importante del mercado de los videojuegos. Con unos 18 millones de suscriptores mensuales a su servicio Game Pass, Microsoft va camino de convertirse en “el Netflix de los videojuegos”, decía la nota.

La expansión de Microsoft hacia los juegos online, o gaming, se produce después de un año fuerte que propició un crecimiento estelar de sus servicios de computación en la nube Azure basados en Internet. El crecimiento en esa división aumentó 50% el trimestre pasado, mientras los clientes corporativos aceleraban durante la pandemia un cambio hacia la nube, donde pueden almacenar datos y ejecutar aplicaciones a través de Internet. Durante más de tres años consecutivos, los ingresos de Azure se han casi duplicado cada trimestre.

En conclusión

Microsoft continúa expandiendo su cuota de mercado, incursionando más profundamente en el ámbito de la computación en la nube y los videojuegos. Al mismo tiempo, mantiene su posición de liderazgo con sus productos estrella de software como Windows y Office.

Esta ventaja duradera ayudará a la compañía a lograr un crecimiento sostenido de dos dígitos de sus ingresos, beneficio por acción y flujo de caja libre, lo que convierte sus acciones en una opción tecnológica fiable para mantener ahora y a largo plazo.

Este texto apareció por primera vez en Investing.com