30 de noviembre 2018 | 5:00 am

El triunfo de Andrés Manuel López Obrador y su discurso el 1 de julio trajeron la llamada ‘luna de miel’ entre el presidente electo y los mercados, pero ésta duro sólo tres meses.

El próximo mandatario desconcertó después a los inversionistas con algunas de sus decisiones y ahora con la toma de protesta están a la espera de un discurso conciliador.

La transición política fue tortuosa para el mercado accionario mexicano y para el peso. Del 1 de julio a la sesión de este jueves, el IPC retrocedió 12.20% y el peso se depreció 1.53%; una de sus transiciones más complicadas para México.

“AMLO moderará más sus comentarios para tratar de dar seguridad a los inversionistas. Después de todo, a ningún país le conviene cerrar la puerta a los mercados financieros”, dijo Iván Santiago, director General y de Inversiones de BlackBull Advisors.

Este sábado, ya como presidente de México, López Obrador, dará un primer discurso en el Congreso de la Unión, para lo cual, los participantes de los mercados, esperan un mensaje en el que subraye la estabilidad, e incluso, prometa un ambiente de seguridad para empresarios e inversionistas, comentó Amín Vera, director de análisis económico de Black WallStreet Capital.

Su segundo discurso lo dará desde el balcón de Palacio Nacional, en el Zócalo de la Ciudad de México, en donde su mensaje puede ir más enfocado a ideas sociales y promesas a sectores vulnerables de la población, de acuerdo con Vera.

Del amor al odio

La volatilidad de los mercados mundiales y las dudas sobre las decisiones de AMLO generaron importantes caídas en los activos mexicanos, lo que afectó el desempeño de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) en octubre.

Al cierre de octubre, estos fondos de ahorro administraban recursos de los trabajadores por 3.287 billones de pesos.

De acuerdo con un análisis de Citibanamex, las Afores presentaron una minusvalía por 132,967 millones de pesos.

En la transición política hubo momentos de extrema presión, como cuando se dio a conocer la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco o iniciativas de ley para eliminar las comisiones bancarias y cambiar la ley minera.

“Esperemos por el bien de los mercados y tipo de cambio que suavice tu tono y sea cauteloso en sus declaraciones el día de protesta”, dijo Carlos Contreras, asesor de estrategias de inversiones y fundador de cafedeltrader.com.

Históricamente, el desempeño del IPC y del peso mexicano tiene un sesgo positivo en los seis meses después a la toma de protesta.

“Un discurso conciliador, donde se reitere la disciplina fiscal y no se prevean modificaciones en los impuestos, devolverá algo de tranquilidad a los mercados”, comentó Alejandra Marcos, de Intercam Casa de Bolsa, en un análisis.

Leer: Pérdidas en el IPC de la BMV se acelerarán si rompe el piso de los 38,000 puntos