Banxico mantuvo su tasa de interés, lo que puede presionar a la moneda local. (iStock)

5 de octubre 2018 | 8:28 am

El peso mexicano enfrenta un nuevo desafío: la última decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico).

Banxico decidió mantener su tasa de interés referencial en 7.75% en su reunión de este jueves, esto mientras que, en días pasados, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó su tasa de interés, lo que puede restarle atractivo a la moneda mexicana frente al dólar.

En este escenario, Ezequiel Quiroz, analista de La Venta Advisors, estima que si el tipo de cambio se consolida en 19.22 pesos por dólar, hay altas posibilidades que el dólar le gane más terreno al peso.

Por lo pronto, el peso acumula una caída semanal de 2.43% ante la divisa estadounidense. Así, el tipo de cambio interbancario cotiza en niveles de 19.1720 pesos por dólar al cierre del jueves, y en ventanillas bancarias el billete verde se vende hasta en 19.60 pesos.

Mientras que Banxico mantuvo su tasa de interés, analistas consultados por CME Group esperan que, para diciembre la Fed lleve su tasa a un rango de entre 2 y 2.25%.

El peso inició la semana con ganancias, luego de que Canadá dijo que sí se integrará al nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y México, lo que llevó al tipo de cambio a tocar la barrera de los 18.50 pesos por dólar, su mejor nivel de casi dos meses.

La integración de Canadá al acuerdo trilateral y una inflación subyacente con tendencia bajista -lleva cinco meses por debajo del 4%- son temas relevantes para la política monetaria, dijo Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

Cuidado con la inflación

El mandato de Banxico es claro: controlar la inflación. A diferencia de otros bancos centrales -como la Fed- el banco central mexicano no tiene la tarea de asegurar el crecimiento de la economía.

Banxico tendrá que estar muy al pendiente de la evolución que tenga el tema de inflación

Alfonso García Araneda, director de Gamaa Derivados.

Las expectativas de inflación general para el cierre de año se ajustaron de 4.25 a 4.50% de julio a septiembre, mientras que para el cierre de 2019 aumentaron de 3.60 a 3.70%, mencionó Banxico en su anuncio de política monetaria.

Aunque la Junta de Gobierno del Banco decidió ser conservadora, dejó abierta la puerta a posibles alzas al precio del dinero si se ameritan.

“Mi perspectiva es que estará evaluando de aquí a diciembre qué es lo que sucede (con temas como la inflación) y veo difícil que Banxico no pudiera subir su tasa en diciembre, cuando lo haga la Fed”, comentó García Araneda.

Bx+ es más optimista y el escenario base de la institución es que la tasa objetivo cerrará el año en 7.75%, pero hay incertidumbre en el camino.

Una política más restrictiva de la Fed, volatilidad en el precio de energéticos y mayores tensiones comerciales pueden presionar más al tipo de cambio y afectar la inflación, tal como pasó a mediados del año pasado, cuando esta se ubicó por ocho meses seguidos por encima de 6%.

“Banxico hizo lo correcto al mantener su tasa de interés, aunque fue una decisión complicada”, dijo García Araneda.