fbpx

29 de enero 2019 | 8:24 am

A fin de que Pemex destine más recursos a la exploración y extracción de hidrocarburos, la Secretaría de Hacienda tomará medidas para fortalecer las finanzas de la petrolera.

La dependencia anunció que se incrementará el límite para la deducción de los costos para una producción de 90,000 barriles por día (bpd) durante el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Con esta medida se generarán cada año alrededor de 11,000 millones de pesos para Pemex, estimó la Secretaría, y se alcanzará un total de 66,000 millones de pesos disponibles para invertir en 2024.

“Se ha acordado con Pemex que esos recursos sean destinados única y exclusivamente a inversión en exploración y producción”, detalló Hacienda en un comunicado.

Según la dependencia, las medidas no tienen impacto en el presupuesto de este año, pues benefician una producción adicional a la contemplada para 2019, mientras que la lucha contra la evasión y elusión fiscal le permitirá compensar los ingresos públicos que deje de recibir con la implementación gradual de las medidas anunciadas.

La producción de petróleo de Pemex ha disminuido en casi la mitad entre 2004 y 2018, de 3.4 millones de barriles diarios a 1.8 millones de barriles diarios.

“Esta reducción ha sido el resultado de diversos factores, entre los que destaca una elevada carga tributaria que no ha permitido que la empresa alcance los niveles de inversión necesarios para sostener, e incluso incrementar, sus capacidades productivas”, señaló el comunicado.

Por ello, se diseñará un régimen fiscal especial para proyectos con recuperación secundaria y terciaria que, especificó, son técnicas necesarias para alcanzar la producción potencial de campos maduros en México.

Pemex no ha podido frenar el declive de su producción de crudo, que actualmente ronda los 1.7 millones de barriles diarios, a la vez que sus finanzas se han visto seriamente debilitadas por recortes presupuestales en años anteriores, sumado a una pesada deuda y un agresivo régimen fiscal.

El gobierno de López Obrador desea elevar el bombeo de crudo de México a entre 2.4 y 2.6 millones de bpd hacia el final de su gobierno, apostando a subir rápidamente la producción en campos maduros en aguas someras y en tierra de Pemex.

El director de Pemex, Octavio Romero, aseguró que ya se estaban firmando contratos con empresas para trabajar en aguas someras y en tierra, pero no dio muchos detalles sobre los contrato, aunque señaló que empezarían a producir hacia finales del año.

Con información de Reuters