fbpx
1. Kansas City Southern gana clientes por la estrategia ‘antihuachicol’ del gobierno.

29 de enero 2019 | 5:00 am

Confirmado: empresarios gasolineros en México avanzan en sus planes para ‘brincarse’ a Pemex y ya buscan quién los ayude a transportar combustibles desde Estados Unidos.

En las últimas semanas, Kansas City Southern de México (KCSM) recibió solicitudes de diversos empresarios para transportar gasolinas desde el país vecino hacia México, así como mover combustible de manera interna, confirmó José Zozaya, presidente de KCSM, una de las empresas autorizadas para internar petrolíferos al país mediante ferrocarril.

“Se ha aumentado el interés de otros clientes que no teníamos y que nos han estado buscando”, dijo el directivo en entrevista con El CEO.

Actualmente, KCSM trabaja con ExxonMobil, que tiene 178 estaciones en el país, para el transporte de su gasolina a México desde refinerías en Texas, Estados Unidos. 

Exxon Mobil fue una de las pocas empresas que resistieron el desabasto de gasolinas que afecta a miles de estaciones de servicio en diversos estados, debido, precisamente, a que no depende ni del combustible ni de la infraestructura de Pemex. Por eso otros empresarios quieren seguir sus pasos.

Por confidencialidad, el directivo evitó dar detalles sobre cuáles son las empresas que han tenido acercamiento, pero dijo que, además de clientes individuales, también lo han tenido grupos de empresarios.

Algunas franquicias se han acercado y algunos clientes que son grupos de gasolineros

dijo José Zozaya, presidente de Kansas City Southern de México.

Desde enero de 2019, analistas advirtieron sobre la posibilidad de que las gasolineras de marca propia empezaran a comprar combustible fuera de México y también comenzaran a contratar transporte independiente para dejar de depender del suministro y logística de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Las advertencias surgieron luego de que en diciembre de 2018 el gobierno implementó una estrategia para combatir el robo de combustible (huachicoleo) que consistió en hacer el abasto de gasolinas, principalmente a la zona centro del país, mediante pipas en lugar de hacerlo por ductos.

Este cambio en la logística de transporte de gasolinas busca evitar la ordeña de ductos, pero retrasó la entrega de la molécula y generó desabasto en estaciones de servicio en estados de la República como Ciudad de México, Estados de México, Aguascalientes, Jalisco, Guanajuato, Querétaro y Michoacán.

“Sin duda, lo que sucedió va a hacer que los compradores de combustible busquen fuentes alternativas de abastecimiento y eso va a reducir probablemente de manera significativa la participación de Pemex en el mercado total”, dijo Luis Miguel Labardini, experto en el sector energético y socio del despacho Marcos y Asociados.

Las gasolineras que podrían ‘brincarse’ a Pemex

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha dado permiso para operar con marcas propias a alrededor de 3,000 estaciones de servicio. Eso equivale a un 25% del universo total de gasolinerías que, según cifras divulgadas por el gobierno en distintos foros, es de 12,000 estaciones.

Sin embargo, muchas de ellas, a pesar de tener marca propia siguen comprando la molécula a Pemex. Ese es el caso de marcas como Oxxo-Gas u otras como Gulf, Chevron, Shell y BP que siguen comprando sus combustibles a la petrolera nacional a pesar de tener permiso para realizar sus propias importaciones.

Caso contrario es el de empresas que, prácticamente desde que iniciaron operaciones, apostaron por vender su propia gasolina importada como es el ya mencionado caso de ExxonMobil; G500, que importa de la mano de su socio suizo Glencore; Black Gold, que lo hace a través de Windstar, y Total, que empezó a importar en enero de este año.

Según información divulgada por los la Onexpo, Pemex abastece al 90% de las gasolinerías del país, independientemente de que sean marca Pemex u otras marcas.

Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener), dijo este lunes que la Sener ha emitido 544 permisos para la importación de gasolinas al país por un volumen de 8,300 millones de barriles diarios, pero pocas compañías han sacado provecho de esos permisos. De acuerdo con los últimos datos disponibles de la dependencia, las pocas que han ejercido estas actividades son:

  • Glencore
  • ExxonMobil
  • Windstar
  • Tesoro
  • Combustibles de Oriente
  • Novum
  • Impulsora de Productos Sustentables
  • Distribuidora de Combustibles Karzo
  • Vitol
  • Grupo PetroTamps
  • Energéticos San Roberto
  • BRP México.

Estas 12 empresas importaron en promedio (durante los primeros nueve días de 2019) 49,700 barriles diarios de petróleo de manera conjunta, apenas una fracción de los 765,000 barriles diarios que importó Pemex Transformación Industrial en promedio en el mismo periodo, de acuerdo con información de la Sener divulgada el 15 de enero en una de las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El negocio crece

En 2018, KCSM movió más de 1,000 millones de litros de combustibles por ferrocarril, un aumento significativo con respecto a los 400 millones de litros de 2017, detalló el directivo.

“Se debió a la estrategia derivada de la reforma energética donde se liberó la importación y algunos privados comenzaron a mover por su cuenta”, agregó.

Además, KCSM también ganó con la estrategia ‘antihuachicol’ porque ayuda al gobierno a transportar más gasolina por tren y carrotanques por la contingencia de desabasto. Como parte del plan, la compañía empezó a operar alrededor de 90 carrotanques adicionales con capacidades de 640 y/o 430 barriles para llevar gasolina principalmente a la zona centro del país. Este número de carrotanques cambia cada día, aclaró.

Los trenes de KCSM viajan desde Texas hasta Nuevo Laredo y Matamoros, en Tamaulipas. Después, a través de la red ferroviaria llegan al centro del país.

Para KSCM, el transporte de petrolíferos representa un 10% de su negocio, pero ese porcentaje podría crecer pronto.

La empresa invertirá este año entre 640 y 660 millones de dólares en 2019, dijo Patrick Ottensmeyer, CEO de la empresa, en una llamada con inversionistas. De ese monto, un porcentaje se destinará al aumento de su flota ferroviaria. Este año, planean comprar 50 locomotoras, dijo.

Además de KCSM, hay otras empresas de ferrocarril con permisos para mover gasolinas, de acuerdo con la CRE con rutas transfronterizas como al interior del país que son Baja California Railroad, Ferromex, Línea Coahuila Durango, Ferrosur y Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec.

Bloqueos en Michoacán generan pérdidas millonarias

Los bloqueos de vías ferroviarias de Michoacán por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que exige al gobierno del estado el pago de salarios atrasados han afectado a las empresas ferroviarias y las industrias que usan ese medio de transporte para el traslado de sus mercancías.

“En el caso nuestro hablábamos hace unos días de más de 40 millones de pesos (de afectaciones), pero esto ya se quedó abajo”, dijo Zozaya.

Iker de Luisa, director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles, dijo en entrevista con Aristegui Noticias el lunes que las pérdidas en el sector ferroviario por los bloqueos en las vías del tren en Michoacán suman 1,700 millones de pesos durante los últimos 14 días.

De acuerdo con el representante del sector, alrededor de 2.1 millones de toneladas de mercancías se encuentran varadas en los patios ferroviarios y de las industrias. Eso, dijo, representa 252 trenes que no han circulado en ese periodo.