29 de marzo 2022 | 5:00 am

Advertisement

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) podría incumplir los objetivos de este año en materia de recaudación, debido al menor crecimiento de la economía, una alta inflación y a la renuncia recaudatoria para contener el alza en los precios de la gasolina. 

Para este año, la Secretaría de Hacienda proyecta que los ingresos tributarios asciendan a 3.94 billones de pesos, un monto estimado bajo un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 4.1%. Sin embargo, el consenso del mercado espera un avance de alrededor del 2%, lo que impactará directamente en los ingresos tributarios.

Puedes leer: Entonces, ¿cuánto crecerá la economía mexicana en 2022 y 2023?

De hecho, en su análisis de sensibilidad de ingresos y egresos, Hacienda estima que por cada medio punto que no crezca la economía, se perderían 20,784.9 millones de pesos en ingresos tributarios. 

Entonces, si la economía crece en promedio 2%, la recaudación que dejaría de obtener el gobierno sería por alrededor de 83,139.6 millones de pesos.

Se proyectaba un 2022 con mejores condiciones económicas, pero los rebrotes de COVID-19 y eventos geopolíticos están afectando las perspectivas de recuperación económica, por lo que existe la posibilidad de un escenario con menores ingresos tributarios de los previstos

reconoció el SAT en su informe tributario y de gestión del cuarto trimestre de 2021.

Inflación, otro golpe a la recaudación de impuestos

Juvenal Lobato, abogado fiscal y catedrático de la UNAM, consideró que la elevada inflación también juega un papel en contra en términos de recaudación.

El año pasado, los ingresos tributarios crecieron 1.1% anual en términos reales a un total de 3.6 billones de pesos, un repunte atribuido a “las estrategias de cobro, reactivación económica y proceso de vacunación”.

Con la alta inflación y desaceleración de la economía, la actividad económica disminuye, y por lo tanto, la recaudación. Además, la recuperación todavía no termina; no hubo estímulos fiscales y, tarde o temprano, tendrá repercusiones en la actividad

dijo Lobato en entrevista

IEPS, bajo la lupa

Entre los ingresos tributarios que actualmente están en el centro del debate está el referente al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel, debido a los repuntes en los precios internacionales de los energéticos.

Ante esta situación, Hacienda ha eliminado el cobro del IEPS a las gasolinas, lo que significa que renuncia a captar estos impuestos.

En 2021, se recaudaron 222,895 millones de pesos por IEPS a gasolinas y diésel, una caída de 29.6% real anual, y para este año, se prevé captar 318,136 millones de pesos.

De manera general, la captación del IEPS cayó 18% real anual a un total de 399,154 millones de pesos el año pasado; para 2022 la expectativa es recaudar 505,238 millones de pesos, monto que parece complicado alcanzar ante el panorama económico.

El IEPS presentó una disminución real de 18%, esto se debe principalmente a la evasión y elusión fiscal causada por el contrabando, así como por los estímulos fiscales para mantener el precio de los combustibles

precisó el SAT.

IVA, el pulso del consumo

El año pasado, la captación por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) repuntó 7.7% real anual a un total de 1.12 billones de pesos, de los cuales 96.7% corresponde a personas morales, que integran el impuesto retenido por los servicios prestados a las personas físicas.

Se puede explicar por la reactivación económica (de 2021) y un mejor desempeño del consumo privado que la inversión o el gasto gubernamental. No obstante, la desaceleración del consumo privado es una llamada de atención por la debilidad del crecimiento económico y de las finanzas públicas, al depender de ingresos no recurrentes

planteó en un reporte Signos Vitales.

Para el 2022, Hacienda estima que la recaudación del IVA sea de 1.21 billones de pesos, meta que ante una elevada inflación e incremento a las tasas de interés inhiben el consumo de los mexicanos.

ISR, enfocarse hacia grandes contribuyentes

Parte de los esfuerzos del SAT para aumentar la recaudación se han dirigido hacia los grandes contribuyentes, por lo que la captación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) creció 1.7% real anual a 1.86 billones de pesos.

Lo anterior en gran medida, como resultado de las acciones de fiscalización realizadas por grandes contribuyentes, que han incentivado el cumplimiento puntual y voluntario

dijo el SAT

Del total captado el año pasado, el 55% corresponden al ISR que las personas morales retienen a sus empleados. Dicho de otra manera, por cada peso que pagan las personas morales de ISR, sus empleados pagan 1.34 pesos, según la oficina a cargo de Buenrostro.

Para este año se tiene la expectativa de recaudar 2.07 billones de pesos, según Hacienda.