raquel-sat

23 de junio 2022 | 5:00 am

Advertisement

La mano dura que está poniendo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) sobre los contribuyentes está permitiendo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador obtenga más ingresos y que ello le permitiera recuperar el superávit primario. 

Tan solo de enero a abril, el balance primario del sector público —que refleja la capacidad de ingresos, respecto de gastos sin considerar el costo financiero de la deuda— reportó un superávit por 182,770.4 millones de pesos.

Lo anterior es relevante considerando que en 2021, el balance primario del sector público fue negativo y rompió con la tendencia de superávit de los últimos cuatro años, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

ISR deja más de 100,000 mdp adicionales

El regreso del superávit primario se puede explicar por los ingresos adicionales que obtuvo el gobierno federal por el cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y por un menor gasto público, coincidieron especialistas.

Ha habido una mejora en el tema recaudatorio, sobre todo en el ISR porque fueron más de 100,000 millones de pesos adicionales a lo que se tenía programado; también han crecido los ingresos por impuestos a la importación y a que el gasto se ha cuidado

dijo el economista en jefe de Invex, Ricardo Aguilar. 

De enero a abril, las arcas del gobierno obtuvieron del cobro del ISR un total de 902,174.2 millones de pesos, pero en el programa se tenía contemplado ingresos por 789,865,2 millones de pesos.

En los datos preliminares del SAT, se prevé que al cierre de mayo los ingresos por el cobro del ISR sean mayores a 1.07 billones de pesos.

Gobierno mantiene un menor gasto 

Para el profesor de economía en la UNAM, Román Moreno, la contención del gasto también contribuyó a que el gobierno regresara a balance primario positivo, pues si bien se esperaba ejercer 2.39 billones de pesos al cierre de abril, solo se gastó 2.29 billones de pesos.

Los ingresos recaudados resultaron superiores en 5.3% y el gasto primario fue menor en 4% al previsto, la combinación de ambos comportamientos conllevó a un balance primario superavitario

dijo Moreno

Si bien las finanzas públicas del gobierno están comprometidas en cierta medida por el apoyo a la gasolina y el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), Hacienda aún cuenta con espacio fiscal, según Moreno.

Recientemente, el economista en jefe de Hacienda, Rodrigo Mariscal, mencionó que los excedentes que obtiene el gobierno por la venta del petróleo están permitiendo cubrir el faltante del IEPS a gasolina y diésel.

¿Se mantendrá superávit al cierre del 2022?

De acuerdo con las últimas estimaciones de Hacienda en los Precriterios Generales de Política Económica 2022-2023, el balance primario del sector público presentará un déficit menor a lo que se aprobó en el Paquete Económico 2022. 

Es decir, en vez de cerrar el 2022 con un déficit primario de 83,606.6 millones de pesos, se espera que cierre el año con saldo negativo de 13,241.8 millones de pesos, lo que representará menos del 1% del PIB nacional.

Esperaríamos que este superávit comience a bajar por el tema del IEPS a gasolina y los aranceles que se van a liberar para poder controlar la inflación

expuso el economista en jefe de Invex.

El PACIC podría representar 400,000 millones de pesos y si a ello se suman los apoyos a la gasolina que se estiman en más en 300,000 millones, “es una cantidad importante y si bien se puede pagar con excedentes petroleros, lo cierto es que financiar la importación de la gasolina que ha subido mucho, es una presión más”.

Para los analistas todo dependerá de cuánto se pueda extender tanto el PACIC como los estímulos fiscales a la gasolina para mantener un balance primario positivo, un dato que sin duda estará bajo la lupa de las calificadoras.

Advertisement