23 de junio 2022 | 5:00 am

Advertisement

Heineken presentó su nueva línea de producción en la planta de Toluca, Estado de México, resultado de una inversión de 667 millones de pesos que adelantó en junio de 2021.

Esta adición permitirá crecer en 12% el volumen de producción anual de la planta, cuya capacidad asciende a 7.5 millones de hectolitros anuales.

En conjunto con el gobierno del Estado de México presentamos nuestra línea de producción 50, en la que realizamos nuestra cerveza Heineken en botella media, también producimos Bohemia y cuartito, en marcas como Amstel, Tecate Indio y Dos Equis

dijo Amariliz García, directora de la planta, durante el anuncio.

Las instalaciones de Toluca producen en total 33 marcas del portafolio de la cervecera en botellas medias, 355 mililitros, así como cuartitos, las presentaciones de 190 mililitros que le resultan más rentables.

De las siete plantas que posee la compañía, Toluca representa la tercera más importante en términos de producción a nivel nacional, por detrás de las de Orizaba y Monterrey.

La línea de producción 050 terminó de construirse en abril de 2021 y arrancó operaciones en junio del mismo año, pero por la contingencia su presentación oficial se realizó hasta ahora.

Rechaza excedente de agua en NL

La compañía afirmó que la tecnología diferenciada de la línea de producción, en conjunto con otros procesos, busca elevar la capacidad con eficiencias, incluyendo el uso de agua.

“En diferentes procesos seguimos eficientizando el consumo de agua; al tener una nueva línea, hay impactos en consumos y necesitamos mitigarlos”, comentó Amariliz García.

Actualmente, la planta emplea 2.6 litros de agua por cada litro de cerveza producido. En comparación, la planta de Meoqui, en Chihuahua –que la empresa denomina como su instalación más sustentable– emplea dos litros de agua, mientras el estándar de la industria ronda los cuatro litros.

El uso de recursos naturales por parte de la empresa resaltó en medio de la escasez de agua en Nuevo León, donde el gobierno local acusó que la empresa tenía excedentes de agua concesionada que no estaba aportando para la población.

La compañía respondió que desde abril dona 1.7 millones de metros cúbicos anuales de agua a la planta de tratamiento en Monterrey.

Problemas de suministros retrasan abasto

En las últimas semanas, consumidores y trabajadores de establecimientos en diversas ciudades del país reportaron dificultades para conseguir cervezas en tiendas de conveniencia y otros establecimientos.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) también informó sobre problemas de escasez o irregularidad en el abasto de diversos productos, entre ellos la cerveza.

Lee también: Jóvenes mexicanos resienten la inflación… en conciertos y vida nocturna

Heineken comentó que los problemas en las cadenas de suministro provocan demoras en la entrega de materia prima y cambios en su producción, lo que resulta en distribución tardía de producto a los puntos de venta.

 La saturación en las cadenas de de suministro ha provocado que tengamos materiales, pero no necesariamente todos los que necesitamos para todas las marcas. Esa alineación es la que nos ha complicado la situación actualmente

comentó en entrevista Óscar Gálvez, director de Relaciones Institucionales de Heineken México.

El ejecutivo agregó que aún no tienen una fecha estimada para que la situación se regularice, pero están implementando estrategias para minimizar el impacto, como la búsqueda de más proveedores locales.

Te puede interesar: Por inflación, Heineken México analiza aumentar el precio de sus cervezas

El pasado marzo, la compañía indicó que ante el alza en costos de las materias primas también analizaba un posible aumento de precios en sus productos.