fbpx

9 de mayo 2019 | 5:00 am

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) no para en los esfuerzos para hacer más eficiente la recaudación de impuestos por medio de una mayor fiscalización y ahora toca el turno para quienes arrendan inmuebles.

Con la Resolución Miscelánea Fiscal para este año, las personas físicas y morales que renten cualquier inmueble –casa, departamento, oficinas o local comercial– ya no podrán utilizar el aplicativo ‘Mis Cuentas’ del sitio web del SAT; ahora deberán registrar sus ingresos y egresos desde ‘Mi Contabilidad’, herramienta que les ayudará a administrar las facturas digitales.

La intención es mejorar la fiscalización a los ingresos, ya que este aplicativo le da más certeza al SAT sobre los montos que se declaran con un Comprobante Fiscal Digital (CFDI). Permite a las autoridades tener un mayor control

dijo Roberto Colín, integrante de la Comisión Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

A diferencia de ‘Mi Contabilidad’, en donde los datos de las facturas debían capturarse de forma manual, en ‘Mis Cuentas’ los contribuyentes sólo deben clasificar los comprobantes digitales precargados en ingresos y egresos para presentar un reporte mensual.

Con esta herramienta, el fisco reduce las posibilidades de que un contribuyente omita el registro de facturas emitidas para reportar ingresos o realizar deducciones, y así reducirá el número de errores por la captura de datos.

El cambio en la metodología aplica para los 956,384 contribuyentes que hasta el primer trimestre tributaban bajo el régimen de ‘servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangible’.

Los arrendadores tienen obligaciones fiscales de acuerdo al uso de suelo del inmueble, si es habitacional, como una casa o un departamento, únicamente deben pagar ISR, pero si es un local comercial o un departamento amueblado, también deben pagar IVA.

En caso de que los contribuyentes reciban ingresos en efectivo y tengan trabajadores, también deberán sumar a sus obligaciones fiscales una declaración informativa sobre el pago de sueldos y subsidios para el empleo.

Mayor recaudación, pero en el largo plazo

El fisco tiene como objetivo elevar los niveles de recaudación, y para cumplir con esta meta, desde 2014, cuando se implementó la reforma fiscal, ha llevado a cabo diversas medidas para monitorear los movimientos de los contribuyentes, como la adopción de las facturas digitales.

Al cierre de 2018, el fisco recaudó 88,084 millones de pesos derivado de los actos de control de obligaciones, un aumento de 59% en términos reales en comparación con los 52,801 de 2017, de acuerdo con cifras oficiales.

En tanto, por actos de fiscalización, la recaudación del año pasado fue de 191,563 millones de pesos, 12% más en términos reales frente a los 28,472 millones de pesos de 2017. La rentabilidad promedio de la fiscalización en 2018 fue de 54.8 pesos por cada peso invertido.

El SAT busca que un mayor número de contribuyentes use este aplicativo que ayudará a tener una mejor recaudación y aunque se vea como una carga administrativa, en la próxima declaración anual los contribuyentes no tendrán sorpresas por datos fiscales incorrectos

dijo Colín.

Y, además, CoDi dará un poder extra al SAT