fbpx
SAT outsourcing IVA

21 de noviembre 2019 | 5:00 am

El servicio de Administración Tributaria (SAT) quiere aumentar la vigilancia a algunas empresas de outsourcing.

Por ello, a partir de 2020 los contratantes del servicio de empresas que se dediquen a la subcontratación de personal, mejor conocidas como outsourcing, deberán retener 6% del impuesto al valor agregado (IVA) que les trasladen las empresas de subcontratación.

La propuesta que envió Hacienda al Congreso en el Paquete Económico establecía la retención  de 16% del IVA, sin embargo, los legisladores aprobaron una retención de 6%, ante las demandas del sector empresarial, quienes argumentaron que afectaría su liquidez.

Lo que busca el SAT es tener un control de estas actividades y que por lo menos una parte del IVA sí se pague. Las malas empresas de outsourcing emitían las facturas, cobraban el IVA, la empresa que pagaba el outsourcing pagaba el IVA pero algunas empresas se quedaban con ese IVA y no se lo enteraban a la autoridad

comentó Salvador Rotter, integrante de la comisión de Investigación Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México.

De acuerdo con la propuesta inicial de Hacienda, con esta medida se asegurará el pago del IVA y, en consecuencia, será procedente el acreditamiento del impuesto que le fue trasladado al contratante, toda vez que primero debe efectuarse el entero de la retención y posteriormente llevar a cabo su acreditamiento.

En 2017, con las modificaciones a la Ley del ISR y la Ley del IVA, quienes contrataran los servicios de empresas de outsourcing quedaron obligados de pedirle copia del CFDI del pago de salarios con acuses de recibo, declaración del entero de retenciones del ISR, comprobante de pago de cuotas al IMSS, porcentaje del tiempo del trabajador, así como copia de la declaración del IVA trasladado al contratante.

Para esto, desde inicios de 2018 el SAT implementó un aplicativo en su portal de internet, sin embargo, no todos usaban la plataforma y la autoridad no obtenía la información que esperaba.

“Gran parte de la utilidad de estas empresas de outsourcing era el IVA que se quedaban. Lo que busca la autoridad son dos cosas, uno, controlar a este tipo de sociedades y saber cuáles son las empresas que manejan outsourcing, porque el porcentaje es exclusivo para estos contribuyentes, en ningún otro caso se retiene 6% y segundo, que estas empresas no defrauden al fisco y no se queden con el IVA”, dijo Salvador Rotter.

La Secretaría del Trabajo ha dicho que trabaja junto con el la IMSS, la Procuraduría Fiscal y la Unidad de Investigación Financiera para identificar a las empresas que promueven la evasión de responsabilidades laborales y de seguridad social.

La figura de la subcontratación quedó asentada en la Ley Federal del Trabajo en noviembre de 2012, con la creación del Artículo 15-B, que regula por primera vez esta práctica.

El artículo, actualmente en vigor, prevé la necesidad de que los patrones verifiquen la solvencia económica de las firmas de tercerización y les exige declarar la solidaridad de obligaciones con los trabajadores. Asimismo, obliga a quienes otorgan este servicio a dar todas las prestaciones de ley a los empleados y a tenerlos registrados con su sueldo real ante las autoridades.

Aunque algunas empresas de outsourcing registran a los trabajadores ante el IMSS con sueldos menores, lo que afecta las finanzas del IMSS y las prestaciones de los trabajadores.

“La gente lo acepta porque no le queda otra o porque van a ganar mas, pero qué va a pasar cuando lleguen a los 65 años y quiera retirarse, ¿su afore va a alcanzar?”, dijo Rotter.

Con información de Andrea Deydén.