2 de marzo 2022 | 9:50 am

La pandemia de COVID-19 afectó más al salario y al estilo de vida de las mujeres, indicó un análisis de la firma Mercer Marsh Beneficios.

Tras el impacto de la pandemia de coronavirus y de la crisis económica que trajo consigo, los efectos negativos se vieron más marcados en las personas que no contaban con ahorros, pero más en la vida de las mujeres, informó la empresa.

Una de las poblaciones más afectadas correspondió a las mujeres, especialmente a las madres de familia

señaló el informe.

Te puede interesar: Mujeres laboran más en la formalidad, pero con salarios bajos

Agregaron que al inicio y durante la pandemia, el 70% de las mujeres trabajadoras, consideraron que sus carreras profesionales se verían frenadas por la pandemia. 

Ahora, tras un año de recuperación económica y de la reapertura de la economía en general, el contexto no se muestra del todo diferente, pues las mujeres siguen formando parte del grupo de personas que se han visto desfavorecidas.

Sin embargo, añadió que esto no sólo se dio en la participación del mercado laboral, sino también en el ámbito personal como lo es el hogar.

Además, indicó que actualmente, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las mujeres representan en promedio el 39% de los trabajadores activos afiliados a la institución, y entre marzo de 2020 y abril de 2021 la pérdida de empleos fue de 0.9%.

No cabe duda que las mujeres no sólo se están enfrentando a un panorama inestable y cambiante respecto a su vida laboral en conjunto con su vida personal, sino que también, las mujeres trabajadoras tienen presentes los beneficios que desean obtener de una compañía que implique crecimiento profesional o balance de vida

dijo la subdirectora de Beneficios de Mercer Marsh Beneficios, Gabriela Ruíz.

No obstante, dijo que las situaciones económicas actuales desembocadas de la pandemia han forzado panoramas en donde las mujeres tienen que elegir entre una u otra.

Te puede interesar: Trabajo no remunerado representó el 27% del PIB; mujeres fueron las que más trabajaron sin obtener ingreso

Formalidad y salarios bajos

Al cierre del 2021, los niveles del empleo, previos a la pandemia, en el país se recuperaron, aunque más de 80% de los nuevos ocupados se concentró en el mercado informal, situación que se debió al género masculino. 

Esto quiere decir que los nuevos informales son hombres, por lo que las mujeres que entraron a laborar fue mediante condiciones de formalidad, pero con salarios precarios

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al finalizar el 2021 se registraron 52.65 millones de ocupados, lo que significó un aumento de 851,672 personas respecto al cierre del 2019.

Si bien de la cifra total 697,939 ocupados fueron hombres y 153,733, mujeres, las condiciones de informalidad distan entre ambos géneros.  

En el caso de las mujeres, el resultado de las 153,733 nuevas ocupadas entre el 2019 y el 2021 fue producto de las 244,472 personas informales, que se compensó con la contratación de 398,205 en un esquema formal;  es decir, las ocupadas que ingresaron a trabajar pertenecen a este mercado.

Con información de Rodrigo Rosales

Te puede interesar: Mujeres deben velar por su ahorro para el retiro: especialistas