14 de diciembre 2018 | 5:00 am

Los contribuyentes que hayan hecho un pago indebido al fisco, es decir, que hayan pagado de más por error o a quienes les impusieron un crédito fiscal sin motivo, tienen derecho a recibir la devolución de su dinero por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), incluso con intereses.

Hace unos días, la primera sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) reiteró que, en caso de que proceda la devolución y el SAT no la realice dentro del plazo establecido, tendrá que pagar las actualizaciones (considerando la inflación) al contribuyente afectado.

“Cuando un asunto lo resuelve la Sala Superior significa que excede de la cantidad de 100 millones de pesos; esta instancia solo resuelve juicios de características especiales”, comentó Juan de la Cruz Higuera Arias, socio director del despacho JCH abogados.

El SAT tiene hasta 40 días para regresar el dinero al contribuyente luego de que este presente la solicitud de devolución. No obstante, la autoridad puede solicitar información adicional para verificar  la solicitud.

En caso de que la autoridad niegue la devolución del impuesto y la actualización, el contribuyente tendrá dos opciones: una es presentar el recurso de revocación ante el SAT y en último caso irse a un juicio.

El recurso de revocación es un medio de defensa que le permite al contribuyente presentar pruebas que, en caso de irse a juicio, puedan considerarse. Este medio se presenta ante el SAT, quien emitirá una resolución.

El recurso se presenta a través del buzón tributario, con la firma electrónica. En los últimos años el SAT ha atendido entre 15,000 y 18,000 recursos anualmente. Los asuntos por los que más suelen inconformarse los contribuyentes son la negativa a una devolución de impuestos así como la imposición de un crédito fiscal.

Si el recurso no lo favorece, el contribuyente puede presentar un juicio ante el TFJA.

Un juicio puede tardar, dependiendo de las cargas de trabajo que tengan los tribunales, entre nueve meses y año y medio, es un plazo usual para que un juicio se resuelva

dijo de la Cruz Higuera Arias.

De acuerdo con el TJFA, el promedio de todas las Salas Regionales en cuanto a los juicios no dura más de nueve meses para su resolución si son ordinarios, o menos de cinco meses si se trata de juicios sumarios.

Aunque ganarle al SAT no luce fácil, los datos arrojan que, en promedio, gana el 71.8% de los juicios. Al cierre del primer semestre de este año el fisco ganó el 63.4% de los juicios de primera instancia por un monto de  91,559 millones de pesos. En segunda instancia ganó el 77.8% con 85,652 millones de pesos y en sentencias definitivas ganó el 74.2% con 78,618 millones de pesos.

Si el contribuyente no queda conforme con la resolución del Tribunal, entonces su última opción es irse a un juicio de amparo que resolverán los tribunales colegiados del Poder Judicial Federal.

“No debemos considerar que el SAT actúa de mala fe, pero es probable que pudiera equivocarse”, comentó el socio director de JCH abogados.

Y AMLO confiará en la buena fe de los contribuyentes