empleo, desempleo

3 de junio 2020 | 1:10 pm

El grupo parlamentario del partido Morena emitió una iniciativa de Ley a la presidencia de la Cámara de Diputados, para que los trabajadores formales que pierdan su empleo a consecuencia de la emergencia sanitaria tengan un acceso más ágil a los recursos que su Afore contempla en el caso de desempleo.

Aunque algunos funcionarios del gobierno no parecen verla con buenos ojos, ya que dicen, afectaría a los trabajadores de menores ingresos.

La iniciativa propone que los trabajadores formales que pierdan su empleo a partir de la declaratoria de emergencia puedan retirar hasta cuatro mensualidades del valor de una canasta básica alimentaria y no alimentaria, con beneficios adicionales al régimen de retiro por desempleo ordinario.

Por lo que en el escenario de que las 555,247 personas que perdieron su empleo en abril de 2020, una vez que se hizo la declaratoria de emergencia sanitaria, accedieran al mecanismo, tendrían un ingreso mensual de 3,326.94 pesos, con lo que el máximo de retiros del sistema de las Afores sumaría 1,847 millones de pesos.

En caso de que el beneficio se extienda por cuatro meses para los 555,247 trabajadores, harían un retiro total de 13,307.76 pesos y el sistema vería una salida de 7,389 millones de pesos. Esto al considerar solo a las personas que perdieron su empleo en abril.

El problema de fondo es que para los trabajadores desempleados (que ganan) de uno a cuatro salarios mínimos se vaciarían sus cuentas, se van a cero. Y las Afores no tienen la liquidez para afrontar un retiro masivo de recursos por cuatro meses

dijo una fuente del gobierno federal que prefirió no se mencionara su nombre.

La iniciativa propone que los recursos de la subcuenta de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez que administran las Afores aporte dos tercios de los recursos, mientras que el tercio restante provenga de la subcuenta de Vivienda.

“En todo caso, por cuestiones administrativas, los recursos se solicitarían y dispondrían de manera autónoma por cada una de las subcuentas con los respectivos administradores de las mismas”.

Indica que, al igual que el actual mecanismo de retiro parcial, se propone que el retiro extraordinario pueda ser utilizado en dos modalidades distintas. La primera consiste en la posibilidad  de cuatro mensualidades o  una sola exhibición del equivalente a la misma cantidad.

Cualquiera que sea la opción elegida por el trabajador no se descontará el número de semanas cotizadas para su retiro

dice la iniciativa de Ley.

Actualmente, para acceder a los recursos de su Afore en caso de desempleo, los trabajadores deben cumplir con algunos requisitos: dejar pasar 46 días naturales desde que perdieron su empleo, no haber hecho un retiro en los cinco años anteriores y además, se le restará un número de semanas cotizadas equivalentes al monto del retiro parcial que hayan hecho.

Adicionalmente, existen dos modalidades para acceder a los recursos de su Afore, dependiendo si la cuenta individual tiene al menos tres años de haber sido abierta o si ésta tiene una antigüedad de al menos cinco años

La iniciativa indica que cualquiera que sea la modalidad que aplique, durante un periodo de. emergencia como el que se vive actualmente, los requisitos implican una mayor dificultad para acceder a los beneficios en un contexto en que es muy complicado buscar y encontrar otro empleo.

El documento señala que se propone establecer con claridad que los beneficiarios sean los trabajadores que pierdan su empleo formal a partir de la declaratoria de emergencia a causa de la pandemia del COVID-19.

En abril, los retiros parciales por desempleo sumaron 1,591 millones de pesos, la cifra más alta desde que existe esta facilidad, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

En este sentido, la iniciativa de Ley de Morena dice que los retiros reportados durante abril corresponden a quienes perdieron su empleo a mediados del mes de marzo, es decir, semanas antes de que se declarara la emergencia sanitaria.

A mediados de mayor, Bernardo González Rosas, presidente de la Amafore, que agrupa a las 10 Afores que operan en México comentó que con base en los datos de la Consar, al cierre de abril había 47,000 millones de pesos líquidos en las Afores.

Si bien este valor es dinámico, actualmente es muy superior a lo que se podría requerir por desempleo. Además, en caso de necesitarse, siempre existe la opción de ampliar la liquidez para hacerle frente a los retiros por desempleo

dijo en mayo, Bernardo González, presidente de la Amafore.

Comentó que, ante un escenario extremo en el que se perdieran 2 millones de empleos y los trabajadores acudieran a su Afore para retirar recursos, se requeriría liquidez por alrededor de 0.7% del saldo total administrado de las Afores.

En tanto, Abraham Vela, presidente de la Consar, estima que los trabajadores que harán uso del retiro parcial de desempleo superará 1.3 millones  al cierre de junio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#Morena emitió una iniciativa que propone que quienes hayan perdido su empleo a consecuencia de la contingencia por el COVID-19 puedan retirar hasta 13,308 pesos de su #afore. Esto significaría que si las 555,247 personas que perdieron su trabajo en abril (cuando se declaró la emergencia sanitaria) accedieran al mecanismo, el máximo de retiros del sistema de las Afores sumaría 1,847 millones de pesos. En caso de que el beneficio se extienda por cuatro meses, el sistema de ahorro para el retiro vería una salida de 7,389 millones de pesos. Pero algunos funcionarios alertan que la iniciativa podría traer otras afectaciones, por ejemplo, que trabajadores con bajos ingresos vacíen sus cuentas de ahorro para el retiro y problemas de liquidez para las afores. En abril, los retiros parciales por desempleo sumaron 1,591 millones de pesos, la cifra más alta desde que existe esta facilidad, de acuerdo con datos de la @consar_mx

Una publicación compartida por EL CEO (@elceo__) el